jueves, 8 de diciembre de 2011

Quo vadis, Europa


Buenos tiempos para la creatividad.


                                          






domingo, 27 de noviembre de 2011

sentencias de un profesor apócrifo I


Nosotros no pretenderíamos nunca educar a las masas. A las masas que las parta un rayo, nos dirigimos al hombre, que es lo único que nos interesa; al hombre en todos los sentidos de la palabra: al hombre in genere y al hombre individual, al hombre esencial y al hombre empíricamente dado en circunstancias de lugar y de tiempo, sin excluir al animal humano en sus relaciones con la naturaleza. Pero el hombre masa no existe para nosotros. Aunque el concepto de masa pueda aplicarse adecuadamente a cuanto alcanza volumen y materia, no sirve para ayudarnos a definir al hombre, porque esa noción fisicomatemática no contiene un átomo de humanidad. Perdonad que os diga cosas de tan marcada perogrullez. En nuestros días hay que decirlo todo. Porque aquellos mismos que defienden las aglomeraciones humanas frente a sus más abominables explotadores, han recogido el concepto de masa para convertirlo en categoría social, ética y aun estética. Y esto es francamente absurdo. Imaginad lo que podría ser una pedagogía para las masas. ¡La educación del niño masa!. Ella sería, en verdad, la pedagogía del mismo Herodes, algo monstruoso.

Antonio Machado y/o Juan de Mairena

martes, 15 de noviembre de 2011

SÚCUBO, de Leopoldo María Panero

                                     

                                 Y me encontré una mujer frente a mí,
                                 y le dije: no tengo pelo,
                                 soy un pez. Y ella me dijo:
                                 conocerás el mar, esa ancha tumba
                                 en que nada el Kraken
                                 y se pierden los barcos.
                                 Y era como descubrir en un barco, de noche
                                 a la luz de las estrellas
                                 que está uno abrazado al diablo,
                                 a esa mujer, esa limosna
                                 que sólo él puede ofrecerme
                                 y cuya mano acaricia torpemente
                                 las cuencas vacías de mis ojos
                                 en ese albañal que tengo por juguete,
                                 y por figura; y le diré entonces:
                                 he tenido comercio con la nada.


                   





viernes, 7 de octubre de 2011

usted y su gatita


Sí, la polémica está servida en el salón, las uñas dialécticas lanzan sus astutos zarpazos en busca de la epidermis, usted y su gatita se miran amenazantes, percibe en ella la mirada de una fémina peligrosa, pero desengáñese; es todo fruto de su imaginación de usted, su animal de compañía le proyecta exactamente la imagen que quiera ver: usted se asusta de los ojos de su gata en la oscuridad cuando llega de la calle. Un ser vigilante y huraño le espera arrebujado en un rincón o haciéndose la esfinge en su atalaya del sofá.    ¿No está cansado ya de la enigmática y seductora pose de su gatita? ¿Hasta cuando le va a seguir aguantando esas manías de princesa caprichosa con la comida ?
Tiene usted cara de ratón, la simbiosis que ha experimentado con su mascota, quizá quede ya indeleble en los surcos de la memoria, alimentando una sospecha.
                                         Ay Florita by Cabo San Roque on Grooveshark


                                

viernes, 30 de septiembre de 2011

La ocasión de ser amable


También al soñador no burgués le complacen muchas cosas que los otros tienen. Pero, en lo esencial, se imagina una vida sin explotación, una vida que tiene que ser conquistada. No es el molusco sujeto a la roca que tiene que esperar lo que el azar le suministre, sino que traspasa las fronteras de lo dado, tanto en sus sueños como en sus acciones. La existencia feliz con la que él sueña se halla detrás de una nube de humo, la nube de humo de una cambio gigantesco. El mundo que se le aparece está también cambiado; en él no hay sitio para ningún Babbitt, y ningún Babbitt haraganea cómodamente en la putrefacción que él mismo es. Y no es que el sentirse bien sea en sí mismo problemático o esté limitado a su forma burguesa. Cada uno con su gallina en el puchero y con dos coches en el garaje es también un sueño revolucionario, no francés o americano o "de la humanidad en general". Pero los valores de la dicha y del sentirse a sus anchas se desplazan ya en la visión del sueño revolucionario, precisamente porque la dicha no descansa en la desdicha de los otros ni se mide por ella. Porque el prójimo no es el límite de la propia felicidad, sino el elemento en que ésta se verifica. En lugar de la libertad para trabajar luce la libertad del trabajo, en lugar de las alegrías de granuja imaginadas en la lucha económica, el triunfo imaginado en la lucha de clases proletaria. Y sobre ellas luce todavía la paz lejana, la oportunidad desaprovechada de sentirse solidario con todos los hombres, de ser amable con todos ellos: la ocasión que es el objetivo lejano por cuya consecución tiene lugar la lucha. La fluidez en que todo se halla hace, desde luego, que los sueños no-burgueses sean en detalle mucho más confusos que aquellos que no tienen mas que echar mano de lo expuesto en los escaparates. Ningún gran almacén les envía catálogos a casa, y ningún mecenas propuesto desde arriba se preocupa de ellos. Pero los sueños no-burgueses no sólo poseen un rango incomparablemente más elevado que los deseos burgueses de la edad madura, sino también una espera de lo desconocido, una planificación de lo aún irrealizado que no poseen en absoluto los deseos burgueses.
El principio esperanza, de Ernst Bloch
                                    

martes, 27 de septiembre de 2011

Impás



Han parado un instante los motores de la inmensa máquina, el móloc descansa unos minutos antes de reanudar su tarea infernal, es la hora del bocadillo para Dios, sólo continúan con su rutina los grises funcionarios del ministerio del tiempo: son sólo cinco minutos en silencio, algunos se colocan los auriculares minúsculos, resignados al ruido, circulan taciturnos con un ansioso cigarrillo en los labios, o leyendo un periódico que no entienden, un policía de fluidos observa atentamente una alcantarilla, por si se ha escapado una gota de tiempo a la cloaca principal, hace un mes hubo una fuga de dos horas; subió el impuesto del tiempo y todo el mundo aportó un segundo para arreglar el agujero, pero nunca basta, las fugas se multiplican por días y la fábrica electoral ya está en marcha, una legión de maquilladores y retóricos comienza a engrasar los motores de el móloc, antes de la llegada del nuevo mesías redentor, y reparten octavillas con las verdades del nuevo camino a seguir.



jueves, 22 de septiembre de 2011

Oración de Maimónides




Oh Dios, llena mi alma de amor por mi arte y por todas las criaturas.
Que no admita que la sed de ganancia y el afán de gloria me influencien en el ejercicio de mi arte, porque los enemigos de la verdad y del amor de los hombres podrían fácilmente hacerme abusar y apartarme de hacer bien a tus hijos.
Sostén la fuerza de mi corazón para que esté siempre pronto a servir al pobre y al rico, al amigo y al enemigo, al bueno y al malo.
Haz que no vea en el hombre más que al que sufre.
Que mi espíritu se mantenga claro en el lecho del enfermo, que no se distraiga por cualquier pensamiento extraño, para que tenga presente todo lo que la experiencia y la ciencia le enseñaron; porque grandes y sublimes son los progresos de la ciencia que tienen como finalidad conservar la salud y la vida de todas las criaturas.
Haz que mis pacientes tengan confianza en mí y en mi arte y que sigan mis consejos y prescripciones.
Aleja del lecho de mis pacientes a los charlatanes, al ejército de parientes que dan mil consejos y a aquéllos que saben siempre todo; porque es una injerencia peligrosa que, por vanidad, hace malograr las mejores intenciones y lleva muchas veces a la muerte.
Si los ignorantes me censuran y escarnecen, otórgarne que el amor de mi arte, como una coraza, me torne invulnerable, para que pueda perseverar en la verdad sin atender al prestigio, al renombre y a la edad de mis detractores. Otórgame, Dios mío, la indulgencia y la paciencia necesaria al lado de los pacientes apasionados o groseros.
Haz que sea moderado en todo, pero insaciable en mi amor por la ciencia. Aparta de mí la idea de que lo puedo todo.
Dame la fuerza, la voluntad y la ocasión para ampliar cada vez más mis conocimientos.
Que pueda hoy descubrir en mi saber cosas que ayer no sospechaba, porque el arte es grande, pero el espíritu del hombre puede avanzar siempre más adelante.

martes, 6 de septiembre de 2011

UNA PIZCA DE PIRUETA



Un pajarito en la solapa
soñador y gamberro
para violar la santa trola
del domingo con sombrero
burgués comedia vulgar
de opereta católica, arte bufo,
huero, vanidosa impostura
con silencios de confesionario

me vuelco en mortal carpado
plumas del siempre estar cansado
para tomar un vino de desprecio
hacia la componenda familiar
hacia la petulancia alfa-romeo
a favor de mi julieta

flor de melancolía
miel de mi vena loca
poco a poco concomiéndose
esa oreja ratón desprevenido
que corre por los rincones del aire.



no escuches al profeta de salón

miércoles, 24 de agosto de 2011

(El hombre cinético.)

collage de Paco Marcos
Nunca nosotros hemos de profesar un culto desmedido a las actividades cinéticas, convencidos de que estas se nos darán por añadidura, mientras no logremos sustraernos al universo físico del que formamos parte. Ni el trabajo por el trabajo, ni el juego por el juego, ni la lucha por la lucha misma, que son maneras de rendir un homenaje - realmente superfluo - al movimiento. La gracia está en pararse a ver, a contemplar, a meditar, en consagrarse un poco a las actividades quietistas. Quiero decir con esto que no pretendo educaros para hombres de acción, que son hombres de movimiento, porque abundan demasiado. El mundo occidental padece plétora de ellos, y es su exceso, precisamente - no su existencia -, lo que trae al mundo entero de cabeza.

de Juan de Mairena II, Antonio Machado

jueves, 11 de agosto de 2011

LA CARTA CONTINÚA...

... os escribo desde la ciudad del Tiempo interrumpido. La catástrofe lenta no se consuma. Nuestra vida transcurre, nuestra vida mengua y seguimos aguardando "el momento que allana el muro."

    La vieja desavenencia une al hermano con el hermano. En el cerco del frío todo el mundo encerrado. Quienes poseían, poseen sin poseer ya. Cada cual es pobre de por sí, sin ocupar ni siquiera su cama. Preocupación la ocupa.

   Cunde el desorden. Los oidos apoyan la unificación del Universo, pero los brazos están a favor de aplastarlo y el letargo de dejarlo hacer.

   Ya no pesa el hierro. Se encuentra a sí mismo en la estratosfera, sólido, rápido, acostumbrado al mal. Pero el pensamiento pesa. Nunca pesó tanto.

   Ha mentido el proverbio "a nadie hiere dos veces la misma flecha". ¿Cómo? No dos veces. Dos mil veces dos y sigue hiriendo, afiladísima. Sometida al pensamiento nunca apagado, la frente arde. No se ha podido preparar el bálsamo del olvido...

  Quienes hablan ahuecan la voz, pero también ahuecan la verdad. La jauría se ha lanzado por una vasta región. Una jauría no quiere sino correr, pero, ¿quién quiere ser acosado? La jauría, entre grandes aullidos, se ha dispersado...
   ........................................................................................................................

  Os escribo desde los países de lo atroz, os escribo desde la Capital de la muchedumbre dormida. Vivimos con indiferencia sumidos en el horror. Llamamos al fin y viene el de la nivelación...Las formas nobles ya no se muestran. Vemos los cuellos estirados para inclinarse. La paz está avergonzada...

  Sabedlo también: ya no disponemos de nuestras palabras. han retrocedido en nosotros. A la verdad, vive, vaga entre nosotros EL ROSTRO DE BOCA PERDIDA.

  ..........................................................................................................................

  A veces, con gran fragor, nuestras casas de pisos de polvo a la calle se vierten. Los funcionarios de la carrera de la muerte siguen siendo innumerables.

  .........................................................................................................................

  Dejo aquí de escribir. No, no mandéis un organizador para las fiestas. No, todavía no es momento.

  .........................................................................................................................

  Nos hemos quedado sentados en el brocal del pozo abandonado. Todo era color chatarra y viga ahumada y color de cansancio profundo.
  Triángulos de pájaros rígidos surcaban el cielo con gran estrépito.
  Desesperanza como la lluvia, y ¿hasta cuando seguirá cayendo?
  Viejecillo cogotudo, que quiere dominar, que deja matar, zurrado y contento, sujetaba una muñeca.
  El tiempo transcurría, respuesta evasiva, los años llevados de la correa, entre los dedos de los traidores.
  Nos hemos mirado en silencio.
  Nos hemos mirado con la seriedad precoz de los hijos de ciego.
                                              

Henri Michaux  
Adversidades, exorcismos
                                                  
                                                    

domingo, 7 de agosto de 2011

LA CARTA, de Henri Michaux


   Os escribo desde un país en otro tiempo claro. Os escribo desde el país del manto y de la sombra. Vivimos desde hace años, vivimos en la Torre del pabellón a media asta. ¡Ah, verano! ¡Verano envenenado! Y desde entonces se prolonga el mismo día, el día del recuerdo incrustado...
   El pez pescado piensa en el agua todo lo que puede. Todo lo que puede, ¿no es lo natural? En lo alto de una ladera nos asestan una lanzada. Eso cambia la vida entera. Un instante echa abajo la puerta del Templo.
   Nos consultamos. Ya no sabemos. Nadie sabe más que el otro. Aquél está enloquecido. El otro confundido. Todos desconcertados. Ha desaparecido la calma. La sabiduría no dura ni el tiempo de una inspiración. Decidme: ¿quién, si recibe tres flechazos en la mejilla, se presentará con aire desenvuelto?
   La muerte se apoderó de algunos. La cárcel, el exilio, el hambre, la miseria se encargaron de los demás. Grandes sables de escalofrío nos atravesaron, y después nos atravesaron lo abyecto y lo taimado.
   ¿Quién en nuestra tierra, recibe todavía el beso de la alegría hasta el fondo del corazón?
    La unión del yo con el vino es un poema. La unión del yo con la mujer es un poema. La unión del cielo con la tierra es un poema. Pero el poema que oímos nos ha paralizado el entendimiento. Agobiados por la pena, no hemos podido entonar nuestro canto. El arte de huella de jade se para. Pasan las nubes, las nubes con perfil de roca, las nubes con perfil de melocotón, y nosotros pasamos, semejantes a nubes, atiborrados de las vanas potencias del dolor.
   Ya no nos gusta el día. Aúlla. Ya no nos gusta la noche, atormentada por las preocupaciones. Mil voces donde hundirse. Ninguna en la que apoyarse. Se cansa la piel de nuestra cara pálida.
   Grande es el acontecimiento. Grande también la noche, pero ¿qué puedo hacer? Mil astros nocturnos no iluminan ni un solo lecho. Quienes sabían ya no saben. Saltan con el tren, ruedan con la rueda.
   "¿Preservarse uno mismo en lo propio?" ¡Ni por pienso! No existe casa solitaria en la isla de los loros. En la caída se ha evidenciado la perversidad.       Lo puro no es puro. Muestra su lado obstinado, rencoroso. Algunos se manifiestan mediante gañidos. Otros se manifiestan en lo esquivo. Pero la grandeza no se manifiesta.
   El ardor en secreto, el adiós a la verdad, el silencio de la losa, el grito del apuñalado, la conjunción del reposo helado y de los sentimientos que abrasan ha sido nuestra conjunción, y el camino del perro perplejo, nuestro camino.
   No nos hemos reconocido en el silencio, no nos hemos reconocido en los aullidos, ni en nuestras cavernas, ni en los gestos de los extranjeros. En torno a nosotros, los campos indiferentes y el cielo sin intenciones.
   Nos hemos mirado en el espejo de la muerte. Nos hemos mirado en el espejo del sello escarnecido, de la sangre que mana, del impulso decapitado, en el espejo tiznado de las vejaciones.
    Hemos regresado a las fuentes glaucas.

Henri Michaux     Adversidades, exorcismos.

viernes, 13 de mayo de 2011

Voluntad de suerte


El mayor amor, el más firme, podría hacerse compatible con la burla infinita. Tal amor se parecería a la más loca música, al arrobo de ser lúcido.

Mi furor de amar, da sobre la muerte, como un ventana sobre el patio.

En la medida en que hace presente la muerte, como el cómico desgarrón de un decorado- el amor tiene el poder de arrancar las nubes.¡ Todo es sencillo ! A través del desgarrón, veo: como si yo fuera el cómplice de todo el sinsentido del mundo, el fondo vacío y libre aparece.

¿En qué podría diferir el ser amado de esta libertad vacía, de esta trasparencia infinita de lo que, finalmente, no soporta ya la carga de tener un sentido?

Sobre Nietzsche    Georges Bataille 

viernes, 6 de mayo de 2011

Diletantrismo o religión del arte


  Si entre el texto y la imagen la comunicación fuese real, y no, una suerte de acompañamiento musical, sólo. Quizá hemos encontrado una manera adecuada y bella, de disponer entre ellos dos, un lazo de amistad inseparable, que antes no tenían, pero corremos el riesgo de estar negando la verdad, escondidos en el burladero de la poesía, profiriendo inútiles consignas estéticas: ¿no era eso el diletantismo?
   Sea bienvenido en toda época, entonces; pues que la vida ya se cuida, de darnos la razón.

sábado, 30 de abril de 2011

Desventura del fútbol


Hace tiempo asumí mi papel de delantero chupóptero, estaba gordo, me cansaba enormemente bajar a defender, era un niño tímido(qué niño no lo es en esencia...), prefería más bien, casi siempre, contemplar el jolgorio caótico de las carrerillas que dábamos tras el balón; y pensaba que para estar pegado al poste esperando un hipotético rechace, y coronarme con la ironía en las miradas de mis compañeros de juego, era mejor Platón, una visión ideal que conjurara la ignorancia que vivía en mi y me ayudara a crecer, y sentir una libertad de pensamiento, sentir algo sólo ideal, carente de materia, liberado del farragoso devenir de la escuela. 
Sí, con aquellas pueriles y simpáticas pachangas, se hacía uno una ligera idea  de filosofía vitalista que le daba sentido a las interminables horas de quebrados y reglas de tres, que crecían exponencialmente hasta el infinito, provocando vértigo. Recuerdo que una mañana, se unió al partidito un señor cura jovencito, profesor de caridad cristiana y otras memeces. Yo, como de costumbre me puse a tomar el sol y verlos jugar. Fué una impresión graciosa al principio, ver al curita intentando llegar hacia la pelota, con la sotana convertida en una especie de negro espantapájaros: imposible que ese hombre acertara con algo redondo, a veces( no voy a decir esférico por no...) el balón impactaba en la sotana y moría entre los pies del religioso, pero antes que consiguiera darle, alguno de los niños se lo quitaba de entre las piernas, y en una de esas dio el curita una patada al aire y cayó sentado. 
Iba pasando la vida, y el fútbol iba pasando también, con una absoluta tranquilidad, al margen de las muchas alegrías y disgustos que provoca. Luego lo cambié por el baloncesto, que se me daba mejor. Primera gran desventura, el fútbol perdió a un delantero con un perfil único, que hubiera dado una tardes de gloriosa risa. Ganó por otro lado, un espectador más, desinteresado y generoso. Siempre estuvo ahí, y alguna tarde me distrajo de la pena y la inutilidad de tantas cosas, tampoco pudo ser un bálsamo maravilloso nunca. El fútbol siempre fue de general interés para el orbe. El orbe se identifica con lo redondo, que rueda sin parar, hasta estrellarse en la red de la relatividad: y la órbita del balón se traza con   la inteligencia dinámica del hombre, se conjuga con su historia. Como aquél curita ramplón, tanta gente sentada frente al fútbol, culés universales ¡qué sepáis que nos gusta mucho más Platón que cualquier otro clásico y por esa razón seguiremos viendo partidos de fútbol, de pie, si hace falta!

                                     Betis by Silvio y Sacramento on Grooveshark

lunes, 25 de abril de 2011

Alternativas a ser y tiempo




Modelo filipino: hacerse el fino limpiando un poco la casa.










Modelo europeo: Quitarse la máscara para saludar.















Tocar el saxofón, sólo para niños,(modelo multicultural con tintes raciales).











Modelo existencialista francés típico: Callar y volver con la casa a cuestas.







   Si no se sienten identificados con estos tres modelos básicos, les felicito, gozan de un saludable cabreo; será difícil hacerles perder el equilibrio. Si por el contrario, piensan que, en cierta forma, de alguna manera, encajan en alguno, no se preocupen; esto pasa hasta en las mejores familias.
   Precisamente, en la lectura de Heidegger he comprendido de una vez, la caleidoscópica magnitud del ser, y no he querido evitar el trastorno que llevo acumulado, a causa de mi natural propensión iconoclasta y diletante, que ha nadie importa, por otro lado, como debe ser. Por este lado del trastorno, las cosas no se ven tan mal.
Sin embargo, si miramos de frente la cuestión, el problema de la autenticidad del ser no se puede resumir con unos cromos divertidos, que además generan una ambigüedad aparente y molesta. Sin duda sobre este tema, el filósofo advierte desde la distancia  que le da el afuera, un característica fundamental del ser ahí:
   "El angustiarse abre originaria y directamente el mundo en cuanto mundo. No se trata de que primero se prescinda del ente intramundano y se piense tan sólo el mundo, ante el cuál surgiría entonces la angustia, sino que, por el contrario, la angustia como modo de disposición afectiva, abre inicialmente el mundo en cuanto mundo."
  Heidegger, en algún momento pensó suficientemente, el grado de inautenticidad que habría de asumir el ser humano en sociedades cada vez más avanzadas, donde el sentido de la vida se diluye, en una marea de información, desorganizada y fugaz. Le llama habladuría; no en un sentido peyorativo, sino general, aludiendo al ingente comercio de la cotidianidad; que en esta era de la comunicación digital, se multiplica sin freno. Lo inauténtico, por tanto, es inevitable. Mejor, ¿no? Un problema menos.


                                         Have Yourself a Merry Little Christmas by Dexter Gordon Quartet on Grooveshark



viernes, 1 de abril de 2011

afueras

Collage de Paco Marcos



( Sobre la duda. )*

Claro es que la duda que yo os aconsejo no es la duda metódica a que aluden los filósofos, recordando a Descartes. Una duda metódica será siempre pura contradictio in adjecto, como un círculo cuadrado, un metal de madera, un guardia de asalto, etc., Porque él tiene un método o cree tenerlo, tiene o cree tener un camino que conduce a alguna verdad, que es precisamente lo necesario para no dudar. Cuando leáis la obra de Descartes, el mayor padre de la filosofía moderna, veréis cómo es la duda la que no aparece en ella por ninguna parte. Descartes es fe madura en la ciencia matemática, sin la cual es casi seguro que no habría nunca filosofado. Y en verdad que nadie a pensado en colocar a Descartes entre los escépticos. Pero yo no os aconsejo la duda a la manera de los filósofos, ni siquiera de los escépticos propiamente dichos, sino de la duda poética, que es duda humana, de hombre solitario y descaminado, entre caminos. Entre caminos que no conducen a ninguna parte.

   Antonio Machado

* Publicado en el número 3 de Hora de España con el título de Sigue hablando Juan de Mairena a sus alumnos.

jueves, 31 de marzo de 2011

laberinto II


es esa manía de hablar rápido
con ideas improvisadas
la que estropea todo
palabras de tenderete
voceros del snobismo
oráculos de insomnio
aturden y pervierten
la materia gris

para franquear la sombra
una verdad
quizá fingida pero bella
abstracta y humanizada

domingo, 27 de marzo de 2011

laberinto I





La mirada se enajenó


la imagen quedó presa
se hizo símbolo                         fue río sin mar


devino poema:


de la matríz de ese engaño


                             surgió una multitud de símbolos
                                             fabulosos y patéticos
lo fatal perdió el vínculo clásico                                


y se inventó el racimo de uvas de plástico
triste y escatológico símbolo de la unidad psicosomática
a la que extrañamente decimos pertenecer
mientras ansiamos la llegada de la luz solar.


Siempre quiere perderse la mirada
hacia alguna parte habitable
o abierta, como una perspectiva,
ya lo necesitaba, teatralmente,
con la curiosidad despierta.

miércoles, 9 de marzo de 2011

¿Enjuague vocal o lenguaje bucal?



el desdoblamiento virtual de la personalidad
en la red social

produce una ilusión de estabilidad emocional
equiparable al lavado de cara 

matinal 
cuidado con la publicidad
estimados catecúmenos
del mondo lirondo

oh, si el pudor se pudiese controlar!

estamos mejor así, cada uno en su facebook
y Dios en el de todos.

sábado, 26 de febrero de 2011

Mágico mundo de colores

 





Dilación o ausencia

la perpleja
avidez de conocimiento
te hizo hombre
                                                           antes que ninguna guía espiritual

Ahora lamentas
echas en falta un método
una luz que no aturda
y cualquier niño pueda
mirar de frente

Sólo musgo
vegetal podredumbre
de horas sesgadas
reclamando su alimento
su cuota de silencio
con lo fácil que sería
salir a pasear
sentir un fresco viento
aprehender la materia
sin hacerle un vestido
antes de haberla desnudado entera.




lunes, 21 de febrero de 2011

zoón politicón




El cebragallo francés: una solución ilustrada para integrar a todo el mundo, en un patrón
laico.


El alpacatre alemán: desde una altura  cuasimetafísica, tutela hegelianamente el devenir de la aldea
global, y le provee de calefactores.                                                    
La murcieposa italiana: está demasiado ocupada en su transición política de flor en flor, para jugar un papel importante en la primavera revolucionaria del jazmín.(A puesto sus bases aéreas en alerta)





La pulneja española propuso una alianza de civilizaciones, para erradicar el universal prurito de la desigualdad geopolítica, podría ser un actor clave en oriente medio, gran perro flaco.(Moratinos se está rascando)


El egiptofante mediterráneo: viene pisando fuerte, los expertos dudan que la democracia liberal pueda implantarse en sus entenderas, pero es bien sabido que la memoria que gasta goza de una salud proverbial.


                              El libioceronte: un caso delicado; debido al inmovilismo de su clase política, y a la división religiosa de su sociedad, ha aplastado ya muchas crias revolviéndose impertérrito sobre sus enormes michelines. La ONU está pesando seriamente fabricar una grúa de color azul, para moverlo siquiera fuese unos metros, y adecentar el desaguisado.

Y por último, un caso sui géneris, muy peculiar:

Caracoles unidos de norteamérica.

Los caracoles unidos de norteamérica están protagonizando, en un sentido negativo, un gran paso en la historia, ya que habiendo sido los gendarmes de occidente, y por ende, del mundo entero, han comprendido, al fin, que tardan un cierto tiempo en llegar, y que eso les cuesta una barbaridad, que ya no pueden pagar. No obstante, están a la espectativa, ya que se ha corrido la voz, de que debajo del Libioceronte, hay una gran mancha de crudo virgen extra.

Espero que esta broma indelicada, les haya sugerido un panorama con futuro, parece que el director del Zoo, no tiene nada claro como remodelar el mundo, para que estos bellísimos animales, en peligro de extinción, puedan convivir en paz, sin necesidad de enjaularlos a todos.
como apriete Oriente Miedo nos vamos a enterar.




sábado, 19 de febrero de 2011

NUDO GORDIANO



  Que las cosas no son lo que parecen es algo que nunca  he querido creer, quizá porque es reconocer, de alguna manera, que no tiene uno la suficiente perspicacia para verlas como son. Cuando Sócrates se planteó esa duda verdaderamente metódica de afirmar que nada sabía, intuyo que estaba haciendo un ejercicio de humildad, de cara a unos jovencitos apolineos que, ávidos de sabiduría, pondrían cara de bobos viendo al más grande sabio contemporáneo bajarse los pantalones alegremente con una cuestión tan delicada. Creo, que Sócrates, por tanto, no escondía ninguna velada referencia a la bisoñez de sus contertulios, y que era absolutamente sincero, inaugurando así un sentido recto de la ignorancia, doctorando a la humanidad entera con un recurso ético, que ayuda mucho en toda época, que es el de no creer que se sabe todo.

  La sabiduría, para muchos, es un taparrabos con forma de corbata. Un taparrabos con el que ocultan sus vergüenzas, mientras se ajustan un poco mejor el nudo. El problema arriba cuando al miembro le da por erguirse, las palabras acuden entonces tartamudas, trastabillándose en la engolada nuez del académico, que apenas puede mascullar una lección aprendida hace mucho tiempo.A algunos políticos se les nota que llevan slips, suelen ser los subdelegados del gobierno, gente dinámica y juvenil que no se resignan a ser unos calzonazos y están comprometidos con el progreso. Otros se empeñan en llevar el nudo gordiano más ancho que los presentadores de telediario, a juego con sus grandes narices de oledores de trufa, de actualidad soterrada y usurera.
  ¡Platón no llevaba calzoncillos ni corbata y era un señor, todo el mundo le respetaba! Con su túnica hiperbólica de lino se paseaba tranquilamente, comiéndose unos higos chumbos por el ágora, sin tener que soportar la impertinencias de la prensa. ¡Qué tristes y ufanos, los publireporteros detrás de los políticos pret-a-porter, que tienen a toda hora una frase a medida!
  Claro que es tarde para revoluciones, pero mire usted, quizá la moda del sansculotte resucite ahora en esta forma del corbatillo y, con la inestimable ayuda de la redecilla social, conquistemos el acceso gratuito a la energía y a la cocina de la aldea global. No sería mal atuendo, cambiar el traje normal por este silvestre corbatillo a rayas trufadas; con el agujero en la capa de ozono, vamos a pasar mucho calor.

viernes, 4 de febrero de 2011

doctor narciso

Todavía tengo tiempo de sembrar en el solar de mi ignorancia una semilla de dudas, un germen de sabiduría que haga brotar una cosecha de versos, un vino amargo y puro como la vida.


Seré paciente y callaré. Que los que saben,apuren la copa deliciosa de la verdad, cautiva de la luz y la palabra. No teman que vaya envenenada de vanidades ajenas. Encontraréis al fondo la imagen del narciso.

                                                          

                                              

viernes, 28 de enero de 2011

Dyunzaburo Nishimaki / poema




Leves son 
la manzana de Cezanne 
el vientre de una serpiente 
la hora eterna 
un plato roto 
abandonado en el paraíso perdido 

                                                             Dyunzaburo Nishimaki

miércoles, 26 de enero de 2011

Refinamiento del campo

Chillida.


Las piedras colocadas sobre piedras
y encima de ese muro primitivo
algún olivo blanco.
No sé por qué será que ciertas cosas
que apenas dicen nada,
que bien analizadas no son cosas
dignas de nada,
causan sobre mi ánimo un influjo
de inextinguible paz.
Se diría que siento mis raíces
dentro de esos contornos depurados
que no son nada,
dentro de esa vejez
de una humildad tan firme
cual si una incitación muy familiar
me retuviera allí.
Algo como una voz que me dijera
de dentro de mí mismo :
esta fe encantadora
es la pobreza.



Juan Gil-Albert

lunes, 24 de enero de 2011

balada lenta de armónica


parece que el tiempo se expande un poco
se libera de la esclavitud en que lo tiene preso
el dólar nefando 

parece que la paciencia empieza a agotarse
y empezamos a hartarnos de la misma película
de la ridícula tensión en los preparativos
del continuo goteo de noticias

del afán de notoriedad
de la opinión pública
y su aliado el idiota de la alcachofa
y sus preguntas estúpidas de bombero

parece que en Túnez la barra de pan
vale realmente lo que cuesta
parece que el PP se adelanta
en la pamema de las urnas

parece que en los supermercados
alguien toca el violín con un abrigo andrajoso
en lugar del monótono hilo musical de la SGAE

parece que las parejas se besan 
con verdadera pasión
pues sus estómagos están vacíos
y se alimentan de una quimera

parece que los fuegos artificiales
son un insulto a la inteligencia
y la semana santa un carnaval de adoradores
del dólar nefando

parece que Obama
es el apóstol número trece
y Zapatero un ventrílocuo

todo esto se podría arreglar
si el señor que expende dólares

se parase un instante
a tocar la armónica

martes, 11 de enero de 2011

Aparatoso


    Este aparato es ligeramente más complicado que el de tirar de la cisterna, pero su función difiere ostensiblemente: mientras que la cisterna, nos libera de la mácula que alguna vez fue rico alimento, el levantalabios favorece la proliferación de la estulticia y la violencia, haciendo así muy difícil la convivencia. La mejor manera de acabar con tal descalabro, si bien no es la más correcta, consiste en propinar un fuerte puñetazo en los dientes, con lo que todo el sistema, se va al traste. Lo más que puede pasar, es que el levantalabios pierda aceite, antes de ser enviado al taller de reparación de máquinas antisociales, donde vivirá una segunda juventud, en compañía de expendedoras de tabaco (muy apreciadas, por la sensualidad de su voz), y quizá, de algún autómata inconformista, que arriesgó su vida en una encuesta. Se recogen firmas aquí, para abolir la estupidez en todas sus formas, excepto la mía , como es natural.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...