martes, 19 de junio de 2012

erótica azul





                       Labra con tus manos la efímera premura de las horas
                       hilos de luz enhebrando esa distancia equívoca 
                       que convocan los besos testigos del abismo de dos bocas.

                       Entregadas a un lenguaje de símbolos
                       donde la carne ahuyenta sus insomnios, 
                       con el verbo luminoso del sueño
                       realizando en los cuerpos un humano misterio.

                       Natural evidencia de dos almas 
                       espejos que palpitan ciegos de ternura
                       enajenados ya de su propia imagen,
                       álgido páramo de nubes serenas que se abrazan
                       se extienden, ensanchan y golpean duro
                       sobre el negro futuro y le abren una brecha.

                            Labradores cuerpos amantes,
                       boca y dientes contra todo, a pesar de todo,
                       dos cuerpos, dos poemas de sangre y huesos 
                       tejidos en la carne fulgurante y pesada como un fruto.

                       Unos ojos donde la vida se olvida de sí misma
                       donde caen los restos hundidos del pasado
                       dejando almas desnudas, verdes latidos frescos,
                       ríos de brazos que desembocan en el inmenso mar
                       convulso y vibrante.

                       Voluble y diverso cuerpo de cuerpos
                       amando desesperadamente luz
                       en mitad de tanto oscuro desengaño.

                       En tus ojos los míos
                       ya no son mis ojos,
                       son todo mi ser suspendido
                       en el centro de tu alma como un cielo
                       transformado, azul metamórfico.

                       Fugaz y eterno azul penetrante soy,
                       en tu mirada cóncava me acabo
                       y dejo la semilla convexa 
                       que fluye por mi cuerpo 
                       sembrando
                                                    el surco mojado que divide tu cuerpo.


                       Samba en preludio by Vinícius de Moraes on Grooveshark




2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...