viernes, 23 de noviembre de 2012

Llorona

                                 

                                  Como flor de arrabal
                                  de pétalos mojados por una lluvia sucia,
                                  en la materia triste de los cuerpos
                                  te hundías, sanabas en mis brazos,
                                  te despojaba entera de recuerdos
                                  y desnudaste el brillo pueril,
                                  mudable de tus ojos.

                                  No te vayas ahora,
                                  quédate aquí conmigo,
                                  no en  la prisa del mundo
                                  que revuelve sus ropas y una risa de loca,
                                  no en mis labios que caen y te llaman...
                                  te llevarán las horas en volandas
                                  mas yo te quiero aquí, desmemoriada y niña,
                                  en un borrón de azul, en una lágrima
                                  de las muchas que anduve cogiéndote del suelo.

                                  Quédate en estas ascuas de candente pureza,
                                  rescoldos de silencio para quemar pañuelos.


Joan Miró
                                        Cruz de olvido by Chavela Vargas on Grooveshark

6 comentarios:

  1. Manuel, los dos últimos versos son magníficos, justifican el poema.
    En cuanto a los sueños azules de Miró, qué te voy a decir, ya sabes que soy un admirador de este gran artista y creo que su obra es la más importante del arte del siglo XX, no tengo duda.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo en nómina tambien a otros pocos, siempre me ha gustado Miró; mucho, supo concebir la pintura de una forma muy personal, adaptando la herencia, que era tanta, y la época que le tocó vivir, con una maestría singular.
      Gracias, Francesc
      Salud

      Eliminar
  2. exquisito, amigo. elegante, depurado, preciso... otra pequeña joya, esta lágrima tuya.
    salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo Kynicos, por tus palabras.
      Salud

      Eliminar
  3. deliciosos los dos últimos versos, sí, pero ese, mas yo te quiero aquí, desmemoriada y niña... es un poema él solito. grande, Manuel.

    ResponderEliminar
  4. Has ido directo al meollo de la lágrima, amigo Antero, celebro de veras que te guste, poeta. gracias

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...