domingo, 30 de septiembre de 2012

LUZ DE OCTUBRE

Única luz de esta tarde
Collage de Ladislav Novak
que habita en todo
con evasiva calidez, es septiembre
y está presente lo que fue
y el futuro no importa.
Veo un ocaso desnudo
en que los seres, es domingo,
dan su canto en silencio.
Son esperanza o nube dormida.

La noche abrirá, es un instante,
un mapa incandescente:
la certeza de un mundo que no existe
y espera su reválida al amanecer.
Lo imposible es solemne como un muerto;
esta luz, esta tarde, artesanas del tiempo
están vivas
en la duda evidente,
en la carne despierta.



UNA SOCIEDAD DESESTRUCTURADA: contractura intelectual.


Instalación de Kader Attia. Fantasmas.
Creo que he hecho el bien Parece ser que algunos me han malinterpretado pero...mañana más y no me levanto de aquí no soy ningún infiltrado un católico subnormal me ha dicho que eran sólo cientocincuenta en realidad sólo se veían policias y periodistas y mucha gente con ay-fon haciendo de reporteros por su cuenta y riesgo qué porquería de cuadra con un rebaño peligroso apaleado por los pastores...sí las cosas se están poniendo muy duras aquí el desfalco a la ciudadanía ahora se adoba con golpes para ablandar el pulpo y al final la culpa es de unos elementos aislados no es suficiente para el señor Mas que siempre quiere menos. Creo que he estado campeón mundial en este mundo hay muchos números uno pero sólo un verdadero campeón mundial que son las fuerzas del orden una gente de fiar a pesar de la miseria que cobran ejemplares íberos Ellos también son padres volveré a sentarme aquí mañana la única manera de ganarles es aburrirlos con una actitud irreverente pero pacífica violenta mas controlada se perderán ojos en la contienda y la movilidad de una pierna lo peor es la contractura intelectual de los políticos mientras arremeten con la porra el pesóe hubiese hecho lo mismo sólo que las porras con chocolate en vez de sangre.
                                       Piedra y Camino by Atahualpa Yupanqui on Grooveshark

viernes, 28 de septiembre de 2012

Fenomenología de una croqueta: ensayo intersubjetivo.

La ley lógica de elaboración de una croqueta, es pura. Esta ley no se formula a partir de un supuesto mundo inteligible de carácter metafísico. Para aprehender una croqueta, primero se la pone entre paréntesis para evitar la formación de una religión o creencia de la croqueta; en segundo lugar, se examinan atentamente todos los elementos de conciencia que participan en su existencia: es importante tener claro que no nos interesa si estos elementos son de naturaleza ficticia o ideal. El fin último del estudio consiste en analizar la condición de la croqueta como puramente dada, ahí, sobre el plato platónico.

Es preferible comérsela fría, a quemarse la lengua sin haber detenido antes la mirada; contemplándola con calculada previsión a la luz de la fenomenología deconstructiva de hoy en día, representada por los grandes chefs del Reino.

                                       Husserl et les sciences sociales by Aron Raymond on Grooveshark
                                       Op Een Goppe by Amsterdam Klezmer Band on Grooveshark

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Parábola del camello negro

San Mateo 19, 23 – 30.
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
 - Créanme, dificilmente entrará un rico en el
Reino de los cielos. Lo repito. Mas fácil

le es a un camello pasar por el ojo de una aguja,
que a un rico entrar en reino de los cielos.




                                      Puedo ser buey tirar la puerta
                                      una mano asoma por la ventana
                                      la señal para entrar era un diente
                                      clavado en un anzuelo
                                      las armas están limpias
                                      las bocas ruedan por un muro
                                      el ojo de serpiente la cabeza de pez
                                      caben por la aguja del camello.

martes, 25 de septiembre de 2012

ANIMALES POLÍTICOS: antes y ahora

                                              La dirección recomienda poner la música de fondo
                                         Severino El Sordo by Labordeta on Grooveshark
                 ANTES
                                                                                     AHORA
Aristóteles
Fernando Savater













Pericles


Barack Obama
      










F.Franco


Julio César



Agustina de Aragón
E. Aguirre










Juan Carlos I


Felipe II









Anguita
Anguita


AIRE DISTANTE

                                       Te cruzas por la calle rostros impersonales
                                       caras mustias que reflectan una luz mordida
                                       por la permanencia del tiempo, parecen soles
                                       taciturnos que una bruma cubre de misterio.

                                       Has de velar anónimo éstas flores de insomnio
                                       hasta que de ellas salga un niño bailando.
                                       Él animará con los ojos iluminados
                                       una danza variable, torpe, encantadora.

                                       Y aunque todo vuelva a su condición de viandante,
                                       ahora verás personas con su peso de ángel.

Collage de Ladislav Novak
                                   
                                         dolce reflexion by álvaro y manuel rumanian on Grooveshark



sábado, 22 de septiembre de 2012

de arquitectura y poesía...

                                                                                                a Francesc Cornadó       
                                                               I

                                              Tu pulso sereno traza
                                              las líneas maestras de un poema
                                              su arquitectura efímera, a lápiz
                                              esbozas en una hoja blanca
                                              la forma enamorada de la materia.

                                              La luz abre la idea sobre el tablero.
                                              Mimética dibuja con tus manos
                                              el edificio humano.
                                              Una caricia leve del viento
                                              mueve algunos planos ordenados:
                                              la tarde avanza
                                              diestra en el volumen,
                                              acotas los silencios, los vacíos.
                                              El poema se sostiene,
                                              desde los cimientos hasta el cielo
                                              es todo uno y lo mismo.


                                                                     II

                                              Sobre la mesa de dibujo
                                              la paralela y el compás
                                              confían en la audacia
                                              de tus pensamientos.
                                              Esa inestable flor de inteligencia
                                              triunfa sobre la vana gravedad.

                                              Los pesos van rimando
                                              en contrapunto fiel
                                              la magia de lo estable
                                              en el espacio puro conquistada.


                                                                    III

                                            Ignoramos al arquitecto.
                                            Su utopía es nuestra casa
                                            acogedora, antes que un lugar
                                            fue patria libre de la mente
                                            ocupada en ideas puras.
                                            Fue arte antes que hogar,
                                            sabia ponderación de medidas. 
                                            Cálculo de resistencia del verso
                                            tensiones resueltas en el aire
                                            compones el alzado en busca de tu Ítaca.


                                      
                                      Folia Rodrigo Martinez by Jordi Savall on Grooveshark

Dibujos de Ferdinand Springer




viernes, 21 de septiembre de 2012

Catástasis con bocadillo.


El burrito Platón
El profesor nos presentaba a Hermógenes como uno de los interlocutores de Platón, en el Cratilo. Aparece por allí en la esquina del cuadro, un judas iscariote urdiendo la catástrofe en esa periferia de la pintura que tantos autores dejan un tanto borrosa. En un momento del entretenido dicterio habló de una conjetura de enciclopedia que mencionaba, en boca de Jenofonte, a Hermógenes, como hombre de pocos bienes y talentos tocado por la deshonra de ser hijo ilegítimo de Hipónico. Fue aquí donde nos dio el ataque de hipo. Parecíamos una gran charca de mocosos sapos eructando con la manita en la boca. El señor Ortigas aprovechó el momento de desconcierto para someternos a un proceso irreversible de anagnórisis, nos obligó a hacernos una idea un poco más exacta de nosotros mismos sin caer en esas alteraciones de la conducta tan frecuentes hoy en día. Y lo que nos rodeaba lo vimos más claro, las palabras estaban formadas por un pacto de personas en la que cada uno asumía la responsabilidad de respetar un credo único, la gramática, para no caer en la catástrofe de malversar el entendimiento de las cosas con incomprensibles retahílas de niños nerviosos. El punto culminante de la acción era el ruido provocador del timbre y la prisa por salir a respirar el aire contemporáneo del patio: de la caverna erudita del aula al exterior lumínico y el polen de los plátanos de sombra, había una chispa de sana entelequia práctica en el ambiente. Entelequia por el papel de aluminio del bocadillo que daba reflejos formales demasiado brillantes para comprenderlos y lo práctico por el salchichón finamente cortado en lonchas de retórica sabrosa y comestible. Otra cosa era la zanahoria. La detestábamos profundamente y luego supimos que la llaman refuerzo positivo: una historia para burros.
                                          Atunes en el paraiso by Javier Ruibal on Grooveshark

                                          

jueves, 20 de septiembre de 2012

BUENA LETRA


                                         Plumas de paloma por el suelo,
                                         cálamos de algún vuelo fugitivo
                                         me invitan a escribir este poema
                                         a la imaginación despierta de los niños
                                         por un recuerdo claro de otros vuelos
                                         con lápices sujetos al error
                                         en socorro asistidos por la goma
                                         despidiendo virutas
                                         de palabras mal escritas.
                                         Lo recuerdo así, como algo digno.

                                         

Quiero contarte by Triana on Grooveshark




miércoles, 19 de septiembre de 2012

Himno de la ELÉCTRICA BALOMPIÉ

Cuando la tarde cae sobre el césped
rubrica con su luz unos destellos
muy pura y deportivamente bellos:
el equipo contrario es nuestro huésped.

En tanto que el balón es una esfera
satélite del cuerpo que la impulsa
en elíptico trazo aéreas curvas
sobre esta fría tierra paramera:

juguemos con eléctrica alegría
y la estrategia clara en la cabeza
dotando a la pelota de energía.

No habrá rival en la otra portería
ciego por tan potentes fogonazos.
Ya se acabó la camaradería.


 Betis by Silvio y Sacramento on Grooveshark



martes, 18 de septiembre de 2012

MÍSERO MUNDO EGOISTA

George Grosz
Un pequeño emprecario acude a una entidad finanfiera, sita en la segunda planta de un adefesio moderno, para solicitar un decrépito que asciende a la cifra pongamos X3 (el tres significa que los intereses están descendidos al cubo) encuentra allí una persona ¿todo bien? que le recibe y le indica el camino al despacho del señor Estalacosamal, que le recomienda adquirir un paquete compacto de billetes de la marca X3. Hasta este momento nuestro protagonista no había reparado en que la ceremonia carecía totalmente de humano protocolo. Le pareció que el director le estaba tomando el pelo mientras desplegaba aquella cuestión engorrosa del descenso al cubo, era un mecanismo complejo de moderación de la tasa de interés por el cual, si el interés caía hasta el mínimo permitido por rey, la ley de compelencia autorizaba al banco a volverlo a subir, la argucia se parecía mucho metafóricamente hablando, claro, a los martillos vintage de las ferias norteamericanas de pueblo.

Egon Schiele
El emprecario se sintió enano frente a la mustiadanza matematógrafa del señor Estalacosamal Muy (segundo apellido, común en la noble cosmópolis de Matriz) que iba ilustrando en una pizarra blanca con rotuladores gordos la estrategia palmaria patrocinada por su majestad el Soberano Fraude de Bombón y Gracia. En este punto el pequeño emprendevainas decide que se irá de allí, un despacho gélido con alguna reproducción barata del pintor Egon Schiele cuya musa parece vigilar el negocio con despreocupada atención no exenta de morboso interés, y dirigirse al Minimisterio de Econosuya, donde le espera impaciente la señorita Uyminiño que le explicara cuál es la situación real en la que se encuentra el Infierno de la nación, barajando la posibilidad de suspender los decrépitos, excepto para los que tengan crédito sobrado para pedir decrépitos y para acabar de empequeñecer aún muy al emprecario enano; le recuerda que en la Comodidad Autónoma de Matriz no hay una línea específica de ayuda para este tipo de casos en el particular de...

Entonces el enano emprendevainas fue a comprar un Manual de Coaching* a una gran superpifia en la periferia de la cosmópolis.

          *                 Everything Is True by Cabaret Voltaire on Grooveshark

lunes, 17 de septiembre de 2012

EL TÍPICO MENSAJE QUE ROBINSON MANDA EN UNA BOTELLA

Me hubieras matado con la pistola del contramaestre. Eres una persona muy analítica pero escasamente dotada para la abstracción poética. Aquella ocasión en que hablamos con un pulpo descomunal que viajaba en primera clase fue un momento espléndido para haber escapado de una vez a nuestros insomnios. Sobre las cubiertas de los barcos el alma se agita angustiada por la aparente calma del océano y el salitre actúa de corrosivo cloroformo para una conciencia que no esté bien ocupada en algo; en estas circunstancias un viajante de comercio, elocuente hasta la voracidad del silencio, podía convertirse en un personaje más del entretenido bestiario íntimo.

 
El señor movía pegajosamente sus tentáculos y comentaba con una delicada retórica un sucedido que vivió en primera persona, cuando fue a ofrecerle al gobernador de la Isla de la Risa, un seguro de melancolía a plazo fijo: aquello prometía, pero te dió el mal de la mar, ya sólo veías el horizonte sagrado del futuro; con ansiedad no bien disimulada de ridícula altivez. Tu rostro de chiquilla sensitiva empalideció.

Tenías por costumbre desatender la vida con ciertos hábitos funestos: llegué a creer que todo aquello era producto de mi imaginación, pero no es así; lo único que no era verdad es que Monsieur Bidé, el elegante comercial de la Naviera Chesterfield, fuese un monstruoso cetáceo de verbo lacerante. Eso fue por culpa del mareo. En la alta mar de la estupidez cualquier puerto se nos antoja lejano y peligroso, sólo hallamos tranquilidad en brazos del viento. Uno sabía que tanto aire marino acabaría perturbándonos. Me habrías matado robándole la pistola a un oficial.
 
Así que me eché mientras dormías al océano en un bote de la compañía hasta llegar a este archipiélago sin nombre. Hay personas aquí, hicieron unas fogatas por la noche. Lo primero que he hecho es avisarte (siempre te quejabas de mi falta de puntualidad) con esta botella que espero te llegue cuando te tenga que llegar. Da igual. Ya estás en manos del pulpo, allí te dejé anestesiada por sus tentaculares historias para no dormir. Estoy bien, no te preocupes por mi y disfruta con Monsieur Bidé de los grandes bulevares europeos. Hasta siempre.
                                                                                Fdo: Pedro de Urdemalas
           Cavatina From 'The Deer Hunter' by Cavatina From 'The Deer Hunter' on Grooveshark

domingo, 16 de septiembre de 2012

Al maestro de escuela.

    Borrosa felicidad de los días
                                                    te disfrazaste a veces
                                                    de alegría cautiva o transparente
                                                    me sumergí contigo sin pensarlo
                                                    en este luminoso carnaval de miserias:
                                                    aquellos niños que ví desde el tranvía
                                                    parecían diamantes abandonados.



RELOJ HEIDEGGER: entrevista con efectos especiales

reloj de pared by Efectos Especiales on Grooveshark

En la anterior intervieu que le hicimos, nos decía que los relojes de la marca Heidegger además de marcar exactamente las horas cumplían una función intimidatoria, llegando incluso a vejar ancianas por la calle con frases extraídas de El caminante y su sombra, cuéntenos ¿por qué esta extraña  afición al límite del código penal?
      Soy un reloj clasista que en otros ambientes respeta todas las reglas del decoro. Como saben, la patológica estupidez del ser humano requiere de unas tareas fijas y regulares para que no degenere; la vida se hace insufrible  a su lado y desarrolla una jerga de la autenticidad además de otras vainas propias de poetas sin oficio ni beneficio. Les pondré un ejemplo: cierta vez, invitado por un diplomático francés, acudí a una recepción. Al entrar al salón vi a una vieja charlando con un reloj de pared, estos relojes tienen un carácter árido de mueble acomplejado con grandes volutas rocambolescas en las que vive la carcoma de la angustia. La señora se marchó cabizbunda y meditabaja, gravemente impedida en su capacidad de raciocinio.
Muchos le acusan sin embargo Señor R.Heidegger de dar la hora con un complejo sistema metafísico basado en una sofisticada maquinaria gramatical que impide entenderlo con meridiana y matemática claridad. Incluso llegó a decirse que los relojes Heidegger se acercan tanto a la estructura real del ser y el tiempo, que provocan ahogos por inhalación de conceptos, con el consiguiente efecto de perplejidad absoluta ante el despliegue elocutivo de las horas. ¿No le parece un precio demasiado alto por vivir a tiempo?

                        Esto es una falacia, es menti...

         Gracias señor Heidegger, ya puede irse; recuerde que esperamos de usted menos autenticidad y una expresión asequible  al común de los mortales. Respete al menos a la tercera edad.

                         ¿Puedo saludar a mi amigo Jean Paul?

                                  
                                     Speak Low by Billie Holiday on Grooveshark

                                                  
                   

sábado, 15 de septiembre de 2012

Foster Hollywood: novela rápida que hay que leer.

El  protagonista atiende al nombre de uno mismo. Suele llevar un gorro negro a modo de nefertiti postmoderna y es persona desprovista de la más mínima sugerencia de cinismo. Eso sí, le gusta poner la letra K a resguardo de la crítica, por eso no tiene amigos. Y si los tuviere, gozarían con él de una nebulosa diplomática de consideraciones cabales que acabaría finalmente refugiándolo en algún andén para novelistas con charme, ya saben, esa variante un tanto decimonónica del artista romántico que venía siendo Nietzsche hasta el día de hoy. En su lugar triunfa la novela rápida, el guión de cine con aspiraciones a un cierto sentido clásico del arte que consiste en ladear provocativamente la cadera y un olor a lúbrica langosta cuyas pinzas, han quedado ya para siempre cogidas con una gomilla de careta y son cumbre de la literatura VIP. Otros dicen que BEAT, esta es una confusión bastante frecuente entre los estudiantes de psicología de Maryland que caminan aún con un pasado retrosimbólico de iconos de la cultura injertado en sus febles cerebros adolescentes. En suma el artista no desmerece, brota siempre un elemento lírico del tamaño de un capullo de rosa en todo lo que escribe. The problem es que genera corrientes invisibles del culto a la personalidad que lastran el desarrollo emocional de los jóvenes. Hay que leerlo.



                                         037. By The Way by Red Hot Chlli Pepper on Grooveshark


viernes, 14 de septiembre de 2012

POR IMPOSIBLE

Voi Che Sapete by Mozart on Grooveshark
 
Réquiem de las palabras son las lágrimas corrientes de andar por casa y la pluma cansada del loro que asoma el pico por la jaula. Lacrimosa pantomima con la cartilla Paláu, aquellas divertidas voces de ángel eran la espiritualidad clásica frente a los gritos corales del salón familiar. En la escuela se encendía la chispa de la inteligencia, la procesión alegre de las letras animándose a sílabas y después a palabras. Era llama crepitante de conceptos que juegan en la mente del chiquillo, libre del agua fría que el cinismo pone en labios de la lógica para apagar la magia de las cosas y convertirla en un negocio editorial. Demasiado solemne la redacción, Ana, quita lo de la gloria celeste y pon una uva pasa. Todo el universo obedece al amor. 
                                      Tutto L'universo Obbedisce All'amore Feat Carmen Consoli by Franco Battiato on Grooveshark

                                             

Donaire XIX

                              Luna, mira, no te quiero nueva ni llena
                                                    me quedo con tu dulce tajada de sandía.


                                          Tonada De Luna Llena by Simon Diaz on Grooveshark



jueves, 13 de septiembre de 2012

Pálpito con Kavafis

                                                           a Mareva Mayo


Penélope, hunde tu voz en el oscuro pozo.
HOGUERA DE IDEAS / Blog de Mareva Mayo
Del corazón ardiente brotarán mariposas
y de los ojos vacíos de los muertos
columnas de flores humeantes.

Porque tu boca es un llanto de luz
cubriendo de espinas la piel 
podrida de los psiquiatras.

Vuelve a Ítaca
donde vive la armonía del mundo.

Eres la rosa negra viajante,
tu locura es sagrada como un niño,
me subyuga la sangre y la nube
donde alcancen, la mirada
me muere del allá que no existe
porque un ciego pálpito
de afán y lágrimas rotas
se ahogue en tu pelo.

Vuelve a Ítaca, la celeste
encadenada al sol,
mientras gozas la libertad.
Regresa llena de experiencias.







Escenita en el BANCO PRESAS FÁCILES

Picardía en la mirada del banquero. El señor pobre llamado Juan que tiene un pagaré de cartón enamorado y vende peines se aproxima a la mesa del director de la sucursal del Banco Provincial. Un aire de soborno ilustrado con su correspondiente peluca aristocrática aparece volando por la puerta y se desliza con elegancia de buitre planeando hasta el asiento frente al director que impávido ha perdido aquel tono de sagaz ladrón de guante blanco y mira interrogante al triste señor del pagaré pobre, que le dice: Señor director, que pase el caballero del pico negro primero, será un honor. 

Logotipo de la entidad bancaria BPF
                                         La Goualante du pauvre Jean by Édith Piaf on Grooveshark

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Espectrograma de Don Luis de Góng

Poderoso Caballero by Dirk Van Esbroeck on Grooveshark
Ora pro nobis gran poeta
cráneo privilegiado de las letras,
la arqueología crítica te busca
como a un duro antiguo:
un extraño doblón de masa quieta
con perfiles de sauce y tiburón.

Una curiosa mueca
de intransigente padre de familia
nos aleja del mito irreverente:
la sangre de Petrarca
ilumina sus venas culteranas
y una castiza frente de botijo
pensativa, suena a hueco,
llena de soledad sonora.


Y Riase La Gente by Paco Ibañez on Grooveshark
Al Juarismi




La fugacidad de las palabras

          a Don Belianís                                               No escribir es dejar que todo exista.
                                                                                                            Rodolfo Hurtado


Autorretrato de André Bretón
Como cada tarde subió a la buhardilla donde estaba el arcón sagrado de las palabras las escaleras estaban mojadas bajaban unos hilillos de agua somnolienta agua que parecía meditar gotas de sabiduría de un color gris concepto agua imaginaria teoremas de luz se colaban por los ventanucos que acompañaban la subida y pensó que el pasado no existe ¿ acaso fue ayer cuando escribió el último poema? ¿volverían a poblar de criaturas sus cuentos las páginas ilusorias de la memoria? Abrió la puerta y un vaho de reminiscencias le soplaron a la cara miles de palabras que escaparon voraces escaleras abajo a un sólo grito unánime ¡Vacío! a la velocidad del silencio huyeron Se recompuso un tanto una palabra muerta le había quedado bailando sobre la oreja derecha se la quitó y la metió al bolsillo sin mirarla avanzando hacia el arcón abierto desde la noche anterior miró dentro no había nada abrió la ventana de la buhardilla fuera lucía la verdad absoluta del día y una mosca jugaba a molestarle sacó la palabra muerta que tenía en el bolsillo del pantalón era la palabra Lleno la metió en el arcón poco importaba cerrarlo y pensó que el futuro no existe se fue detrás de las que habían huido sin prisa siguió caminando mientras la estela de sus pasos marcaba un rumbo nuevo que él desconocía.

          HOROLOGIUM ARMILLARE Blog de Rodolfo Hurtado (Don Belianís)

                                       

martes, 11 de septiembre de 2012

EL JUGADOR DE BILLAR II / Andrés Neuman

Peace Piece by Bill Evans on Grooveshark

X

                                          Desde luego el destino
                                          finge una compostura de ajedrecista amnésico
                                          que ha extraviado la vista en el tablero.
                                          Desde luego tampoco has advertido
                                          cuánto de mal sorteo hay en tu personaje.
                                          Mejor no busques objetivos.
                                          Mejor cierra los ojos
                                          y fía a tu memoria-mapa en blanco-
                                          el penúltimo turno del acierto,
                                          la justeza de un tiro que hiere a quien dispara.

                                                                       XI

                                          Descansa. Exhala el humo.
                                          No has de contribuir
                                          a la fugacidad. Depón tu lanza.
                                          Piensa en la compañía de una silueta hermosa
                                          tras el filo curvado de la mesa.
                                          Aparta tu mirada y acaricia
                                          tus recuerdos más tibios.
                                          Antes de medir fuerzas con la suerte
                                          quizá no sea inútil
                                          el débil talismán de lo vivido.


                                                                    XIII

                                          Te diriges al ángulo
                                          donde la bola negra ha detenido
                                          su lomo frente al hueco,
                                          al punto de caer.
                                          El marfil guarda el luto de lo inmóvil,
                                          su trozo más espeso.
                                          Comprendes que las bolas
                                          no son el instrumento, ni el taco, ni las mesas
                                          ni tampoco esta luz que permite que juegues.
                                          Eres tú el artificio,
                                          el único que finge inteligencia
                                          y decisiones propias
                                          mientras siguen cumpliéndose los planes
                                          ciegos e inapelables de la suerte.

                                                                   XIV

                                          Es cierto que tu lanza no es la única.
                                          Como la pesadilla de un orden infinito
                                          abajo, a los costados de cada plataforma,
                                          ves lineas paralelas
                                          intactas, aguardando.
                                          Ingenuo pese a todo
                                          percibes en tu calma al apuntar
                                          un indicio ligero de esperanza.
                                          No entretengas tu golpe:
                                          juegas contra el azar, contra ti mismo.
                     
Pintura de Louis Leopold Boilly
                                                                   XVII

                                         No tienes ni siquiera talento para el roce.
                                         Te conmociona más un cuerpo liso
                                         que otro en carne viva. Eres el hielo.
                                         Tus pies se han estancado en la paciencia.
                                         Cuando un hombre no vale
                                         abandona su antorcha, su sendero,
                                         y empieza a preocuparse del milímetro.
                                         Mejor
                                         no mires el trayecto cansado de la bola
                                         porque dará de lleno o quizá no dará
                                         (nunca sabrás del hilo
                                         que juega en su contorno,
                                         esa noción de pétalo
                                         que vive en lo profundo de una mano).
                                         No tienes ni siquiera talento para el roce.

                                                                   XX

                                         Finalmente has fallado.
                                         Entre los dedos
                                         te queda una viruta sin color,
                                         unas chispas hostiles
                                         que encierras en un puño.
                                         Dejas que el brillo
                                         absorba tu conciencia. Te preguntas
                                         por la razón que esconde
                                         el agua en los naufragios, por la causa
                                         que otorga al accidente su grandeza.
                                         Seis agujeros negros
                                         ¿te bastan como indicio de las reglas?


                                                            XXII

                                       La luz no necesita que te quedes.
                                       Tampoco tú deseas más que sombras.
                                       En un costado brilla
                                       -bala extraña, sin culpa ni motivos-
                                       una esfera que apenas se distingue
                                       del ligero trapecio
                                       que resbala del foco
                                       como una guillotina.
                                       La pura nitidez no admite espectadores.

                                       Una silueta blanda, casi desposeída,
                                       atraviesa un pasillo
                                       entre mesas inmóviles que imitan laberintos,
                                       jardines sin salida.     


del libro Andrés Neuman DÉCADA (Poesía 1997-2007) Ed.Acantilado



  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...