viernes, 26 de abril de 2013

MONÓLOGO CIRCUNSTANTE DE FÚ MARÍAS Y UN PURO.

                       

                        Lo mío es puro teatro.
                        La calima, el temblor griego del suelo asciende en ascua de tiniebla
                        y llueven máscaras, llueven con fruición máscaras calientes
                        de diversos colores, unas con mueca trágica, otras la carcajada limpia
                        de la luna en algunas noches de primaveras (sí, de primaveras)
                        de maricas cervantinos por las calles de Plasencia o de Toledo.

                        Sí, la alta velocidad de la lógica que todo lo lentifica
                        hasta el hastío de la médula
                        hasta el sopor de la célula:

                        Una actitud capaz de descifrar el humo
                        de naufragar en un muslo de sirena ya que sólo tiene uno.
                        Disculpen muy de veras la indefinición lírica del monólogo
                        auspiciada sin duda, desde la santa sede de la risa
                        cuyo Vaticano aún se disputan las musas
                        tirándose sonoramente de los pelos.

                        Este valor ontogénetico del teatro
                        o tierra madre ortogramática donde brota de la hostil piedra
                        un hilo de voz incandescente
                        como una brisa de ligera calidez
                        de esa calidez que linda con la clara fantasía.

                        Va por ustedes siempre la última calada.

Doctor Fú Marías: sin tilde en la fu, experto en primaveras.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...