jueves, 8 de septiembre de 2016

CARAS DE POKER


                           ¿Cómo podría corresponder a cada hueso
                             depositado en la nube de un labio
                             una noche para su conspiración?
                             La carne fustiga en el iris
                             con fingida mansedumbre
                             el tacto premeditado del adiós.
                             Evocas el rubor que ya no existe
                             tal si a ti te cupiera ser la luz
                             que en la palabra libera esta
                             falsa promesa de estar vivos
                             que jugamos a reconstruir cada día
                             hasta que enfrentamos, ajenos a la vida,
                             ocasos de otras latitudes.
                             El color indiferente de hoy, sugestivamente
                             ahíto, bulle de noticias turbias.
                             Este es el infierno que queríamos,
                             engolfados en una ignorancia
                             con las necesidades cubiertas.
                             Somos un farol.




3 comentarios:

  1. Me gusta esa música lastimera de vid que produce

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Francisco, esta es su casa, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Francisco, esta es su casa, amigo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...