viernes, 29 de julio de 2016

NO SON AFORISMOS


                       Muertos maniquíes asexuados, en la rendición a lo voluble.

                       Palabras segregadas de la vida como una flor de su jardín nativo.

                       La literatura es el sello indeleble. La verdadera vida soñada. 
                       El espejo que nos devuelve al centro de las cosas.


Dibujo de Sakerinox Idable

martes, 26 de julio de 2016

LA LIBERTAD




Es como empezar la casa por el tejado. La tectónica de las grandes palabras para la que hacemos el ridículo esfuerzo de mirarnos el ombligo. Un sistema nervioso que arda en armonía con una matemática natural del espíritu, la siempre sana ponderación de los límites más allá de los cuales se adivina el peligro, y, sobre todas las cosas, bien lejos del infierno real -que es común y no admite bandos-, la soberana autoconciencia, regalándose el oído con la ilusión de un mundo mejor: preferentemente ese de las circunstancias personales de cada uno. Asequible y bonito. Cambio de jaula, la libertad adaptada. Así no, hebrea, así no.


lunes, 25 de julio de 2016

A TRAVÉS DEL ESPEJO


                        Al otro lado de tu amor propio
                        - ese espejo tan nítido
                        donde contemplas cada mañana
                        tu bien ganada
                                               tu muy legítima soledad
                        en este absurdo país de las maravillas -
                        estoy yo.
                        Rómpelo en caso de incendio, Alicia.




jueves, 21 de julio de 2016

CLEPSIDRA


                       Tras la arena mojada huye el ritmo del tiempo
                       La inminencia del mar, sus falanges de espuma
                       Hacen la espera breve
                       Cuerpos sólo, solos frente al silencio
                       Crees vencer y no ves cuánto dicen los párpados
                       Si titilan despacio justo antes de quedarte dormida
                       Todo pasa y se pierde
                       Una grave pulsión en las fauces del miedo se desata en la muerte
                       Un siniestro equilibrio en la rúbrica falsa de los días



lunes, 18 de julio de 2016

DESPOJOS POR ORDEN DE APARICION



                          "espanta con un llanto de amor a mis sicarios"

                                                                                 César Vallejo


Vuelve mi rostro a bofetadas de fuego si estas palabras
no purifican el celeste llanto de tus manitas negras.
Una luz malva se deshoja entre las ruinas del poema,
yo me iré sin negarte cualquier día de agosto
con la camisa ardiendo de libélulas, en mis sienes sombrías
se golpean las piedras o se agolpan, los silencios se agotan.
Fiebre de ola y viento llaneros que consuelan al triste, virazón
de la angustia en un verbo espumado de pétalos sangrantes.

Mi alma de cuchara te recoge las dudas y las sorbe despacio
para llenar un cántaro que sueña con cadenas de besos, de piedad,
de ceniza, de candor, de lascivia, ramalazos de vida que me sepan
a limpio, como sonrisas de madre. El pestilente chancro que bombea
este ansia de amor en que consisto se llama corazón, músculo
nigromante, impúdico vástago de la oscuridad; mi enemiga
no quiere darme muerte, que penetre en la casa y me arranque
de cuajo tus placeres gemelos. Le doy pena a la mar, que me escupe
con cariño sus caricias saladas y mi cuerpo, enterrado en salitre,
esculpe un sueño informe en el ámbito triste de un salón.





jueves, 7 de julio de 2016

ALMENDRAS PARA MIGUEL HERNÁNDEZ


                          Yo dí con mi alegría frutos tempranos:
                          albaricoques tímidos, manzanas
                          sonrojadas
                                             con una almendra amarga.
                          Era la mies segada por mis manos
                          común promesa, el cereal maduro
                          inmaculado
                                                 con una almendra negra.
                          Yo dí con mi tristeza golpes ciegos
                          sobre el húmedo pulpo de mi alma
                          enamorada
                                                 con una almendra muerta.




miércoles, 6 de julio de 2016

MADURACIÓN LENTA



                       Viento de mi niñez, ¿cómo eras, cómo?
                       Por ti supe el porqué de la tristeza
                       si era fascinante la pureza de un limón,
                       la ironía y la miel de la inocencia
                       en la risa cautiva de la luz.

                       Por ti aprendí el silencio de los árboles,
                       la prédica serena de la tarde,
                       el ávido candor entre los brazos
                       invisibles de la noche despierta
                       cuando es propicio hablar con uno mismo.

                       Viento de mi niñez, desolada y tranquila,
                       suave palpas mi sien con un recuerdo
                       donde una rosa sueña lo perdido
                       en mitad de un corazón sediento
                       de un ángel cuya ternura ya murió.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...