sábado, 31 de enero de 2015

AVANCES MÉDICOS


                           Operación
                                              de
                                                      alargamiento
                                                                                d
                                                                                    e
                                                                                               p
                                                                                                    e
                                                                                                         na.


Esculturas de Paul McCarthy


viernes, 30 de enero de 2015

HUIDA, poema de Manuel Álvarez Ortega



El llano se estremece bajo el peso indolente de las horas
y entre las flores marchitas se desenreda una vaga tristeza.
Los naranjos, el jazmín, los ricinos, las dalias junto al pozo,
pareciera que nun
ca existieran, son como un delgado hilo de 
   niebla
que se dilata por los los días desiertos del octubre sombrío.

La mañana no tiene fin: desde la muralla solo llega el silencio 

y, a veces, cuando llueve, el lamento indolente del agua,
el mugido de algún lejano establo que se desvanece en la alameda
o los vagos gritos de algún zagal perdido entre los valles.

Pero yo oigo una desconocida voz que señala el perfil de una 

   muerte,
siento como una sombra errante que se apacigua en mis sienes,
y, si salgo al jardín, si contemplo las polvorientas ventanas de 

   la casa
o acerco mi frente a sus cristales y veo sus habitaciones vacías,
percibo como si un amargo sabor se desprendiera de mi 

  cuerpo.

Y el recuerdo viene a mí entonces como un dardo de sombra
y me convierte en un torrente de sueños que va llenando el 

   espacio.
Y es la cal poblada de telarañas o los cuadros olvidados en los

   rincones
quienes dicen, con complacencia, que todo en el mundo es

   triste huida
y que el corazón, cuando cae, el dolor lo destruye para siempre.

Pero no quiero creer que la vida sea solo una maraña que se 

   trenza a ciegas
y que un día llega entre polvo y ceniza la muerte y nos ciega 

   de un soplo los ojos
y nos agria la voz en la garganta. Y no quiero creerlo
porque cuando me detengo junto a los viejos muros de la casa
me acuerdo de sus queridos seres, los siento junto a mi rostro
   y creo
que viven, están aquí, su vida es el nombre que descansa en el 

   recuerdo.


Fotografía de Clarence H.White


POEMITAS DE MAÍZ C



                 Cerdo ángel de lascivia &
                 tu ejército de hormigas borrachas,
                 tengo para ti unas verdes parolas:

                 el desheredado respira
                 a través del ópalo seco,
                 las niñas, los domingos, se miran
                 en los charcos, acicalan
                 sus melenas de humo negro.

                 Un tristísimo eucalipto llora
                 con la frescura de la lluvia
                 y sopla en la terneza de las pupilas;

                 no aplastes con tu hocico encenagado
                 los últimos restos de misericordia
                 que perviven entre
                                                  los
                                                          hombres.

                 Se nutren con periódicos viejos.

                Aquí en la tierra magra de sangre aún tibia
                el duro maíz palpita en brotes
                de mazorca apelmazada.
             
                Tú, con alma de hiena contenta
                sólo aspiras
                a llenar de vacío
                                              la memoria
                de nuestras vidas.

                Apártate.
                Podría envenenarte
                la deslumbrante araña cariñosa
                que piensa por mí
                cuando busco alimento en la basura.




Kolaj de Rafa Cornejo







miércoles, 28 de enero de 2015

SIEMPRE LECTURAS NO OBLIGATORIAS, de Wisława Szymborska



A todos nos gusta ser autores


Entre los inolvidables méritos de la antigua Grecia se encuentra también que consiguió arrancar al artista del anonimato. Los artistas existieron y crearon desde el principio de los tiempos, pero solo se les recordaba en las pequeñas comunidades en que vivían y, por lo general, hasta que dejaban de formar parte de ellas. Es lógico pensar que, hasta el nacimiento de la escritura, ninguno de sus nombres pasara a la posteridad. Pero ni siquiera las civilizaciones que sabían leer y escribir tenían la costumbre de recordar a sus escultores, constructores, pintores y a sus más excelsos artesanos.   Antes de Grecia, esto solo sucedía en Egipto y muy de vez en cuando. Alguien podría decir que, dado que en ningún sitio existía dicha costumbre, los artistas no encontraban tan doloroso su anonimato. Pero yo no estaría muy segura de esa afirmación. No a todo el mundo, por ejemplo, se le daba igual de bien partir la piedra, y al que era diestro en ello, probablemente le gustara que, cuando lo hacía, el resto notase la diferencia. 



   Tampoco los maestros del arte rupestre eran todos iguales. ¿Alguno de los investigadores actuales de estas pinturas pondría la mano en el fuego y afirmaría de manera rotunda que esos signos repartidos aquí y allá son fruto de la casualidad? Quizás expresasen algo que el autor no supo decir de otra manera:"¡Eh, atención, este enorme toro galopante y lleno de vida lo pinté yo, y os pido por favor que no lo confundáis con aquel otro, el de la pared de enfrente, rígido y mal acabado!". Dice una leyenda, quizás no sea verdad (pero no importa), sobre Sóstrato, el constructor del Faro de Alejandría, que grabó el nombre del soberano sobre el revestimiento, pero qué, bajo él, esculpió en la piedra el suyo, a sabiendas, no sin razón, de que algún día desaparecería aquel enlucido. Pero echemos un vistazo por un segundo al Medievo, durante el cual el anonimato era expresión del trabajo abnegado en alabanza a Dios. Veremos que ni siquiera en los conventos conseguían resistirse a tales impulsos. Una y otra vez, alguno de esos espléndidos miniaturistas o calígrafos, no pudiendo soportarlo más, inscribía sus iniciales de manera furtiva en algún lugar. Por esa pecaminosa soberbia le esperaban castigos disciplinarios. De mejor manera se las arreglaban los poetas armenios, monjes también, porque nadie más sabía escribir. A partir de las primeras letras de sus versos podemos deducir hoy sus nombres. Pero ya va siendo hora de volver a nuestro diccionario, porque se acaba el espacio. En él podremos encontrar el nombre de seiscientos artistas, principalmente griegos y romanos, de cuya vida y obra nos ha llegado algo de información. Es un diccionario pionero. Con sorpresa me entero por el prólogo, de que, hasta ahora, nunca nadie había realizado un trabajo similar. Más razón aún para agradecérselo al autor y desearle que su diccionario llegue en masa hasta las editoriales en el extranjero.


CARA DE PATO EN EL COLECTIVO


                             Yo no sé, la intención, a veces
                             o casi nunca es lo que cuenta.
                             Es un impulso raro la intención,
                             es la quietud en la rama del viento
                             y el azote de una funesta lluvia en la cara.
                             Con unas grises fórmulas de economista
                             iremos despidiendo la vida.
                             Menos mal que es imposible
                             que nos salgan las cuentas, pero:
                             habrá que pagar. Lo dice todo
                             el mundo, es de suma importancia
                             no parar un momento.
                             Entiendo la prisa y ese anonimato
                             con cara de pato si viajamos en metro.


Colaje de Emanuele Sartori




ASTROS DE LA CANCIÓN



                       Sol, estás cantando hoy trasparencia,
                       casi que semejas un arpa olvidada
                       levantando en las azoteas el desprecio
                       absoluto contra las leyes de los hombres.
                       Ocurre que se me olvida la gramática.
                       
                       No es que seas mi Dios, tu eres
                       solipsista, de placeres privados
                       que otros llaman eclipses.
                       Además vivo en la tierra,
                       cada tanto rotamos
                       sobre nuestro eje
                       para perderte un rato de vista.


                       Incluso, en un alarde
                       de superstición, te llamamos
                       inclemente, como si fueses
                       un santo con dos pistolas.
                       Por todo esto me voy muriendo

                       como toda una época, 
                       un pez dorado a la espalda.
                       Sin comer con excesos.
         







martes, 27 de enero de 2015

BAILAR LA TROIKA


                               Ricos
                                                          que
                                                                          no
                                                                                              ven,
                                                                                      inversión
                                                                          que
                                                           no
                               siente.


Ilustración de Pawel Kuczynski



lunes, 26 de enero de 2015

¡QUE ME LO CREO YO!



                                               Yo me creo que el mundo 
                                    termina conmigo o empieza cuando 
                                    lo pienso, en ese mismo instante
                                    en que miro el horizonte.

                                    Tengo penas de bisonte
                                    que ha perdido a la manada
                                    entre la niebla.

                                    Algo que rime con niebla,
                                    por ejemplo mandarina.

                                    Y algo que rime con nada.
                                  
Ilustración de Sakerinox





jueves, 22 de enero de 2015

POEMITAS DE MAÍZ XCIX


                  Tragarme con paciencia
                  mi colección de exóticas piedritas.

                  Esta es mi noche barco
                  de almirante despojado de estrellas.

                  Remo a contranube
                  con siete gominolas
                                                   en
                                                        cada
                                                                 charretera.

                                                                                                   Mendigo Diego


Kolaj de Rafa Cornejo


miércoles, 21 de enero de 2015

COSAS QUE DEBERÍAN DEJARSE REPOSAR


                                                                    Los
                                                                  restos
                                   de                           Miguel                         de
                                                               Cerbantes.





martes, 20 de enero de 2015

BIOGRAFÍAS RIDÍCULAS: Luis Eduardo Auge


   Un cantautor en franco declive. Pero nació en Filipinas, lo cual le otorga un carisma muy especial que aprovecha dedicándose también a la pintura surrealista de ojos y cuerpos sensuales. Es muy buena persona, nunca jamás se le ha escuchado una canción más alta que otra.





lunes, 19 de enero de 2015

PARA ELLA O JOSEP PLÁ: poema bisoño o bisoñé



                    Me falta la grama tierna desbrozada
                    en este enconado rincón de un jardín imaginario
                    donde pudiésemos ejercer con cierta libertad
                    un difícil papel de Adán y Eva.

                    Dame tu cuento chino, pero entero,
                    de una vez, sin partes, el todo y la nada
                    de tu siempre, tu nunca desarmado.
                    Ya sabes que no soy un perfecto
                    técnico de lavadoras,
                    de esos que quitan la cal un día de lluvia.

                   ¡Qué apego tan ridículo tuve a veces
                    a los paisajes maqueados por el hombre
                    y a tu cintura de animal celeste!

                    Tus espadas de hielo me alientan.

                    Un adiós repetido en la gramola,
                    esos video de Plá, pero el cantante
                    mientras ando leyendo El cuaderno gris.
                    Te parecerá seguramente un viejo verde el señor Josep.

                    Por cierto que la tilde en Pla parece un añadido
                    más bien iluso que quisiera remarcar lo payés de algo.
                    Tampoco voy a mirar si la tilde en payes es necesaria.
                    Se me acaba el versículo a la altura del tórax
                    y envejezco de pronto con monóculo.
                    Pero yo soy moderno.
                    Que quede bien clarito.
                    No metería la mano en el fuego
                    por ninguna impostura que no fuese coetánea
                    de la profunda infancia, de sus vuelos de espíritu,
                    tan locamente pueriles las palabras a veces
                    que parece la tierra merecer en las sílabas
                    la humedad silenciosa de vida.
                    Y algún día de sol.








domingo, 18 de enero de 2015

¿PERVIVEN AÚN LAS CLASES SOCIALES?


                                                                                       Qué 
                                                                            te

                                                               den
                                                por
                                  cool.





viernes, 16 de enero de 2015

EMBELECO


                                      No hay más,
                                                              ya lo dice todo
                                                                                            el
                                                                                                   título.






jueves, 15 de enero de 2015

LA GLORIA


                                       Con tacones
                                       d
                                                                         e
                                                                                                aguja
                                                                         parece
                                        más alta.






martes, 13 de enero de 2015

MEMENTO MORI


                                          Ahora que
                                                                                 he dejado de ser
                                                                         y
                                                                         o
                                          salgo muy bien
                                                                                 en las fotografías.






lunes, 12 de enero de 2015

CELOSA DE SU LIBERTAD



                                                               Ciudad
                                                                               con
                                                                     los
                                                                         celos
                                                                        de
                                                                      punta.






QUAI DES HOLLANDAIS



                                                                                                a Sergio del Palacio

                              Se agaviota el canal mientras duermes,
                              amigo albatros dragar, dragar,
                            ¿y tu alma es un barco o?
                            ¿Será un viejo portalón de sueños
                              que viajan en el nervio del tiempo?
                              He venido a cuidar la yema de tu dolor
                              pequeño, de hombre quintal, humilde toro.
                              Harina de esperanza para tus milenarios
                              huevos; haremos un pan acuciante que nunca se enfríe
                              y que otros midan con lápices termómetro la temperatura
                              de ciertas preguntas.
                              Te quedarás aquí.
                              En el tajo te esperan pero yo me pregunto
                              por el oro del llanto,
                              por la muerte en riberas
                              y la voz de los padres o violín enhebrado
                              donde el limo es de guano.
                              Para avanzar tus pies
                              en el hombro de otras tierras.
                              Amo tu aventura de fuego,
                              te acompaño con notas suaves
                              de trompeta. Tocarás, dragar, dragar,
                               tocarás el piano.






domingo, 11 de enero de 2015

SUSCEPTIBLE DE SER



                                      De
                                                  a
                                                    lusión
                                                               también
                                                                             s
                                                                              e
                                                                                v
                                                                                   i
                                                                                      v
                                                                                          e.


Colaje de Paco Marcos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...