lunes, 22 de noviembre de 2021

PARÁFRASIS GASTRONÓMICA A JUAN BOSCÁN


dedicado a Pedro Burgos, amable concitador de la idea

¿Cómo puede vivír mi pensamiento
si el pasado placer y el mal presente
tienen siempre ocupado el sentimiento?.
Juan Boscán

El pasado placer ya me recuerda,
y no, algunas veces, sin sonrojo,
que por gozarlo cuando era bien presente,
olvidé por entero el pensamiento.
Así pasa la vida y con arrojo
(eso que ahora llaman resiliente)
me zampo un bocadillo de pimiento
pues la ensalá me sabe a mal presente,
aunque es verdad que al gusto pintan cojo.









CALAVERA DE AZÚCAR


Puede ser un poema esquelético que se sostenga
con una vara metálica medular
(un trabajo adecuado a nivel del metatarso)
que parezca sonreír
si se le cae levemente la mandíbula
y nos traiga el secretísimo recuerdo
de inolvidables antepasados
para los que no hubo ni habrá justicia.
Y con todo consideramos pertinente
recordar de vez en cuando
a los abanderados de la libertad
que están seguramente muriendo ahora mismo
para seguir alimentando el cuerpo del poema.





APUNTE DARWINISTA SOBRE LA DIANA DE LA POSMODERNIDAD, de Pedro de Urdemalas


Hemos conseguido reducir
el concepto de alma a un recuadro
digital con nuestra mejor sonrisa.
Enhorabuena a todos: lo público
se autorreplica en millones de
individualidades o podríamos decir
que todos somos un poco el Pato Donald
en tanto que comunidad global de lo patoso
cuyo vértigo indetenible preludia
la consumación del proyecto general de la naturaleza
para seleccionar a los mejores.
Se adivina un progreso lento
de la condición humana, decrépita, lacerada
por la historia.
Esa era la verdadera partida, ganarle un pulso
a la historia. Pero decidimos
que era más fácil jodernos mutuamente
en días feriados, o mejor dicho:
convertir lo cotidiano en una fiesta.
Qué tontería: la condición humana
no ha encontrado aún
el matarratas que acabe con ella.





HAY GOLES EN LA VIDA, NO SÉ, GOLES COMO DE LA MANO DE DIOS

 

¿Hacia dónde saltó Hans Conrad Schumann,
el primer desertor de la República
Democrática Alemana,
cuando los burócratas del mañana
iniciaron la construcción del Muro de Berlín,
allá por 1961, sino a sí mismo?
Llevaba consigo el dolor
de la degradación moral de la idea;
sus padres le consideraron un traidor,
empujándole al suicidio;
fueron la versión alemana
de los sobrevivientes de Los Andes,
reality show con más seguidores
que el fútbol.





EL PROFANADOR DE TUMBAS


Buscando la tumba de Endometrio Centímeter, tropezó, cayó dentro de una fosa, se partió el cráneo, y esa misma noche el profanador fue profanado. Sería ocioso llamar "justicia poética" a esta casualidad.





 

HERNÁN CORTÉS MEDÍA UN METRO Y MEDIO

 

Para los amantes de las leyendas: negra
y / o del imperialismo castellano
protocapitalista:
no caigan en generalizaciones
podrían lastimarse.
El jefe comanche Jerónimo
no fue a parar a una reserva.
Por otra parte la estatuaria monumental
del orbe no sirve ya
para estimular la memoria histórica
por más que se limpie el guano.
Vigilemos los nombramientos en la real
academia no sea que se nos cuele de nuevo
un fabulador mentiroso
con el beneplácito de la crítica.





POÉTICA SITUACIONISTA


No escribir sentado.
Imaginar el verso mientras se mira una fotografía
de una piedad contemporánea en Palestina
con una madre joven asiendo a su hijo de cinco años
muerto y envuelto en un sudario.
Cagarse en Dios metafóricamente
y pedir perdón por adelantado
a todos los que puedan haberse ofendido.





EL INDIFERENTE


Anacrónico Valls tiene la enfermedad de lo que no va con él. Una especie mórbida de indiferencia a la que las gafas le añaden un aire incierto de desconfianza continua en casi todo. Solo le falta un punto de cruda rudeza moral para ser un ente totalitario en sí mismo. Entonces le sobreviene una angustia ancestral y pasa de todo.





 

FOLLAS VIEJAS

 

Colgar versos por los balcones
para que las gitanillas bailen
con revuelo de banderas,
media luna cuartelera
calla con rubor de cisne
Venus a las dos en punto,
es colgarse de una parra
ustedes perdonarán
lo huraño del paisanaje:
le llaman mala follá
aunque rebose de flores.
Una cosmopoiesis con sudores,
siempre por el otoño resfriados
concurren la belleza y el misterio
en territorio libre, no acotado
por el cabestro denominador común
de la cuerniflaqueza entomológica
de la poesía española contemporánea
cuyo discurso en efecto se cuelga
del balcón de la retórica posmodernidad
y ha sido renovada con la savia capitalista
del dinero fácil, igual que tantísimas
otras representaciones de la vida cultural,
aunque tiene una bondad humana
sin ninguna duda esto no se discute:
no me jodan.
Y con este final típico de la poesía
de la madurez conflictiva, hasta ahora
denominada, sin acierto, de la experiencia,
pues que era recreo de salón,
quizá con un cierto tufo católico
o a marihuana, pero los dos cabestros
de la inefable idiosincracia hispana:
vaquemos a otras ocupaciones. A la poesía
no se la puede violar con gominolas.
Pero no me resisto a terminar esta vaina
sin un recuerdo sentido a sus señorías
congresistas de la nación, en torno
al abyecto olor a taparse las narices,
o peor, a tocarlas. Follas viejas
de árboles caídos en el olvido:
esperaba, por lo balcones,
por las panaderías, por las nubes,
versos de Cees Nooteboom,
Claude Esteban y Ferlinghetti,
en cambio reducen el abanico
al ámbito latinoparlante. Vino Charles
Simic, queso Borges, bien, vamos
mejorando lentamente.
Lo de adherirles "cosmo"es pretencioso,
y sinceramente bastante vago.





domingo, 14 de noviembre de 2021

MACHADIANA


Españolito poeta
te guarde Dios:
el mismo que te hizo
el prólogo
ha de helarte el corazón.




PERFIL DE ARTISTA

  

Un ser normal, por tanto extraño. Una agitación de ramas inesperada.
La certeza de no saber lo que no se sabe.
Podría seguir, pero sabe cuando tiene que parar.


 



martes, 9 de noviembre de 2021

AVISO POR LIQUIDACIÓN DE EXISTENCIAS


Agua fresca de lírica arrabalera
servida en botijo público,
dizque versos bizcos mancos
de lazarillo elegante que el búcaro
agujerea pra mellor aprofitar
el chorrito rescatado de la vil
tacañería, cegatona y sal fumante
que, roída por los muelles,
se encaloma un trago largo
de Pizarnik o Aleixandre
o quién sabe si de Pla
o si tiene tilde en á.
Quedo muy agradecido
aunque resten en la caja
una camada importante
de ejemplares no leídos.
Sirva de aviso a lectores,
este payaso poeta
se deja tomar el pelo,
ni pagado de sí mismo,
ni novio de peluqueras,
ni malquisto con el peine
si la crítica quisiera
destrozarle la sesera.
Agua fría y cristalina
de cinismo diogenético,
unos vinos de arrabal,
mirada serena y limpia
con acabado final
digno del mejor cantor.
Son doce euros la flor.





VIVO EN EL QUINTO PISO DE UN BLOQUE EN UNA CIUDAD NORMAL

 

Frutas que no nos pertenecen son
la vida y la muerte.
Quise una justicia que lloviese
sobre los huesos de nuestros padres
hasta fecundar de nuevo la médula
dormida en la molicie del olvido.
Porque la semilla de la vida es dura
cuando la niebla cubre las copas de los árboles.
Porque la muerte emite una luz azul e intermitente,
ablanda los cerebros.
Frutas que no nos pertenecen son
la vida y la muerte.
Tomadlas con la moderación de un niño distraído
que ve caer el mundo con la minúscula fe del desengaño.
Contemplando la fiesta de la noche
en su turbia claridad callada,
la nube insufla en la luna
el candor aterido de los astros,
el hombre olvida, se atraganta de amor
mundano entre la gente, se arrebata.
Yo gusto de un amargo apenadísimo,
agrio como el dolor que no se calla,
terco como el dolor que no se siente,
mudo como el dolor que no se sabe,
ciego como el dolor que no se ve.









YO ERA TODOS LOS HOMBRES, de Juan Jacobo Bajarlía


¿Quién era yo?
¿Quién era aquél que al amanecer transitaba las calles
deshilachadas buscando al hombre que juntaba mujeres
como monedas de oro para desmenuzar?
¿Quién era el dueño de la corrupción que abría caminos en los
viejos prostíbulos para instalar las oficinas del hambre?
¿Quién, desde lo alto de las paralelas, arrojaba la sal de la muerte
para sazonar otras vidas que se arrastraban como una
anfisbena de dos cabezas?
¿Quién era aquél que barajaba hombres como barajas en el juego
inacabable de la vida y la muerte?
Yo me levanté desde un hospital donde el juego también es a
morir y vi las camas insomnes donde los enfermos pedían
por la vida cuando ya estaban muertos.
Yo amanecí sin voz y sin ideas y vi las mesas donde se
consultaban los pactos con el Diablo.
Y yo vi a los hacedores de vida que intercambiaban palabras con
pócimas a la espera de que el muerto hablara del milagro
y luego se durmiera en esa otra vida que no está en la vida.
Corrí por oscuros laberintos donde el dolor festejaba la muerte
para aplacar el infierno que caía lentamente de un gotero.
Y vi los monstruos del día final filtrados desde las botellitas
numeradas que yacían al lado de las camas.
Y al Diablo que también caía desde el gotero para festejar
el triunfo que espera todos los días desde el amanecer.
La vida y la muerte es un juego de cubiletes que el Diablo agita
con su pulso incandescente.
Yo era entonces todos los hombres.






miércoles, 3 de noviembre de 2021

POEMA ATUSÁNDOSE LOS BIGOTES


Vuelvo a mi condición de verso suelto
sobre el tejado en sombra del poema
a esperar que la lluvia sea el dilema
del tiempo urdiendo cabos de hilo esbelto,
gato sin caprichos, muy lentamente,
como el que oye llover, miro las nubes
por ver si sus caritas de querubes
dejan caer ya lágrimas de Dios.
Vuelvo a la fuente umbría de lo mudo
para escuchar el agua del silencio,
la soledad sonora diferencio
de la amistad ruidosa, tartamudo
censor de lo correcto a cuatro patas,
maúllo con desgana un verso blanco
hacia del cielo acaso si algún flanco
cerrase en gris su azul sin esperanza.
Mas no quiere la hora humedecer
aún más esta resbaladiza suma
de palabras escritas por un gato
creyéndose poeta con bigote,
ya todo es verso libre a cada rato
mejor así, no rimo con cipote,
arqueo mi lomo seco, me levanto,
maldigo las comedias de Terencio
por enseñarme a tiempo que el tormento
puede ejercerse bien contra uno mismo.
No tengo amor ni perro que me ladre,
estoy en paz con todo, bendeciré
este sol abierto, flamante pincel
de rayos que definen claroscuros
o inflaman de calima el horizonte
con nubes en manada de bisontes.




miércoles, 29 de septiembre de 2021

EL JARDÍN DE LAS BELLAS LENGUAS

 


Sobre un solar edificado con ladrillos de historia o libros de adecuado grosor (dizque en época latina eran todo frondas de espesado verdor) emparentesilante e incardinado, como una flor cortada entre las manos cruzadas de un cuerpo presente vivo o muerto pero quieto, y teniendo muy en cuenta la inefable verdad, apuntada por Amado Nervo (como por otros tantos muertos doctos) de que una sola de nuestras células, lectores, tiene escrita por tiempos inmemoriales la señal desoxirribonucleica de todas las razas habidas y por haber; debería ser de obligado cumplimiento regar las plantas con más frecuencia, en aderezo de sus necesidades, sin olvidar que a quien nada le parece suficiente, nunca tiene suficiente. Posíblemente algún aciago día dudemos del año en que vivimos o cuando andemos con la duda ya estemos en otro barrio, pero este particular, para las personas, y somos una ignorada mayoría, de arrabal tardío, supone menos problema que a las residentes en casas aisladas en cuyo jardín se habla un idioma en la intimidad (como podría hablarse cualquiera otro) sin la inquietante compañia de una pared tras la que mora una inteligencia peligrosamente parecida a la nuestra : seguramente alguna mala tarde olvidaremos dónde olvidamos el vaso de agua, entonces la bella lengua (repito, cualquiera de la que tengamos a bien usar sin que nos la impongan, como no sea por vía natural) descenderá con sus pétalos de variada color y veremos de nuevo, sobre la especular calva de Confucio, los reflejos dorados de la sabiduría universal, cabalmente transcritos con una grafía totalmente reconocible, como aquella que se utiliza correctamente en tantos urinarios públicos. 

Lo público, representado soberanamente por la lengua materna, siendo que lo materno induce además al amamantado juego de la pereza, debería hacerse mayor, independizarse. No sé si se me entiende, pero lo creo con absoluta fe: el neoliberalismo, fatigando sin rubor el preciosismo del caminito de baldosas amarillas, ha conseguido subvertir las leyes naturales de la selección descritas por Charles Darwin, en un conjunto de ideas morales falsas, educadas, con todo el protocolo de un sistema educativo nacional, según una lista de la compra donde cabrían los más refinados caprichos obsolescentes al lado de una sandía.

La cuestión es política, en caso contrario sería bucólica, y ya sabemos hasta que límites de ingenuidad desciende la lengua cuando describe la naturaleza sin el pudor de la ciencia. O no. Al fin y al cabo, el límite entre la ingenuidad y la belleza es de esos que hay que entornar la vista, y no basta sólo con mirar. Se adivinan tiempos convulsos, relataba el alcachofero de turno en el mercado cuadrado del televisor, donde las gentes del común adquirimos esa noble virtud, crisol de civilizaciones forjadas con mano de hierro, de tener opinión versada. El caso es que las plantas siguen sin regarse: nadie parece interesado en la pedagógica actividad de echar agua a unas humildes flores, que como tiernos niñitos en la escuela, se están secando con divertidas admoniciones bajo la tutela del animador sociocultural Walt Disney. Conectados medularmente, el sístema vegetativo nervioso y el cerebro son una y la misma cosa. En el niño y en la flor. Pero igual ya no nos da para perpetuar la especie, en cuyo caso, algún día, optaremos entre ser padres o plantar un crisantemo.




jueves, 23 de septiembre de 2021

LO QUE ESTÁ HACIENDO EL HOMBRE DE LA CALLE, de Enrique Badosa

 

El hombre de la calle, el hombre medio
no suele ser, qué va, intelectual:
docto en sabiduría deportiva,
los libros no le acaban de gustar.
Si algunas veces lee -pues sí sabe-
tan sólo lee el último "Nadal",
el último "planeta" y las revistas
en las que únicamente hay que mirar.
No obstante, se interesa por las ciencias
exactas: la quiniela semanal.
Hablar, sí habla: pero no conversa,
pues no está acostumbrado a respetar
el pensamiento ajeno. Es un buen chico
no distinguido, no, por liberal.
El hombre de la calle, en esta tierra,
más que a hablar, acostumbra a declamar;
y a la fuerza de codazos decibélicos,
incluso logra hacerse respetar.
Por esto habla tan sólo en lengua muerta.
No muerta por antigua: por banal.
De las cosas que ocurren,sólo sabe
si le va bien en casa, nada más;
del periódico ve los titulares,
sucesos y deportes, claro está;
y a veces se propone crucigramas,
que es algo que va bien para pensar.
Es experto, esto sí, y es también docto
en el arte de la publicidad;
por algo "ve la tele", que le nutre
de gran cultura media y general.
Ni lee ni conversa. ¿ Y el teatro ?
Para qué, si lo televisarán...
Le gustan más los chistes, las noticias
de fútbol y política local,
porque la nacional es una cosa
que vale más dejarla como está.
La gente de la calle es gente seria
que no quiere problemas nunca más,
y que delega en otros la tarea
de organizar su propia dignidad.
Pero no la acuséis en demasía:
el hombre de la calle es muy cabal,
y nunca tuvo escuela ni despensa,
ni voz propia, ni suerte, ni papá.


Poesía 1956-1971






LA SINCERIDAD DE ADÁN


Cuando me expulsaron del paraíso estaba en el cuarto de baño. Desde entonces, cuando vuelvo por las razones normales que uds también tan bien conocen, lo hago de esta guisa: descalzo, con vaqueros y sin camiseta alguna en verano, con un reloj de pulsera en la muñeca izquierda, unas gafas de lectura colgadas al cuello, y el móvil.
No suelo tener problemas de regularidad en el tránsito de las sagradas escrituras y aprovecho, si el momento se demora, para leer algún insidioso artículo de opinión, con objeto de desentrañar los mecanismos mentales del autor, sujeto la mayoría de las veces a una dependencia canina de la ideología. Al cabo, con un poco de suerte, percibo que mi presencia en el paraíso perdido del excusado no tiene sentido, y puesto que no hay manzanas, ni serpiente, ni Eva, procedo al aseo con agua limpia y gel íntimo (sí, han leído bien) de la zona interfecta y vuelvo al infierno del que, por libidinoso, nunca debí salir. La libertad le da pie a uno a contar las cosas con franqueza, y ese tradicional apego cervantino a esconder lo humano para que asome un poco lo divino. Temo, sinceramente, no haberlo conseguido, pero al menos aligeré el fardo combustible de la cotidianidad.




 


domingo, 30 de mayo de 2021

ENCUADRE

 

Una segunda naturaleza se ofrece
En toda cosa, fiebre o lluvia candente
Por tu mirada semita larva de luz
Cuyo lenguaje aviva añiles y verdes
Morosamente, cuya tristeza ahonda
La amorosa huella de lo que nunca tuve
Y así como el vacío fecunda mi muerte
Tus manos acarician al niño que fui.
Como si el tiempo fuese un pobre símbolo
Enajenado ya por fin de su cruda simiente.





HEREDÉ LA CÁSCARA DE UN HUEVO


Los lobos viven del viento, amorosa prisión,
entre los enamorados santos, asnos que reculan,
un dios venéreo se espanta las moscas con una fusta.
Heredé la cáscara de un huevo, mi tinta estaba
helada, seca y negra, la sensitiva flor de mis huesos
yacía en un pabellón de brumas rodeada
de calderilla y uñas cuadradas. Nadie comprendía
el sentido inverso de los hechos porque cada cual
miraba con desatención su banderita de colores
pero al fin, como un eccema violeta en la garganta,
el mundo revelará dulces niños muertos.
Conozco a la mula por su carga,
al hombre por su mujer,
al traidor por sus bromas,
a la amada por sus amigos,
al formol por el cristal.





SI VA POR EL MONTE ES UNA SARDINA


Esto quería ser un poema, una glándula
plantada en una maceta.
Pero ¿en qué estarías pensando, Manolo?
-me reprocha el robot de feisbu-
sí, feisbu, como una marca de juguetes valenciana.
Porque aquí estamos contando mentiras.
Estribillo dadaista tra
la
pobres muñecas rotas
tristes madelman
al niño más favorecido le regalaban el geyperman
que era de ultraderechas y ordinario
un maromo con el pelo crispado y el paquete
abullonado al lado del bolsillo,
barbis y clics de famobil.
Aquí estamos, ya desperezados
de nuestra vida de muñequitos articulables
tecleando absurdas ensoñaciones.
Pero la glándula está plantada en una maceta.
Así nace un poema muerto.











CONDOLENCIAS DE TODOS LOS COLORES


Trafalgar Square parece una guardería:
la visibilidad, que está de moda.
Hoy te revientan la estulta cara en cualquier parte,
antes se llamaba guerra y estaba bien organizada,
como Dios manda, no salpicaba.
La bomba en la discoteca del otro día
la puso tu vecino y se la vendiste tú.
Así que nada, llora en colores.
Yo no trago.
No se me olvidan los muertos que nadie celebra.
Estoy de parte de estos últimos.
Hasta la próxima deflagración
los artículos de broma están de rebajas.





miércoles, 12 de mayo de 2021

PAISAJE INCIDENTAL

 

                                                        Acuarela sobre papel fabriano

                                                            40 x 30 cms

                                                             200 euros




miércoles, 21 de abril de 2021

AFTER THE RAIN



Acuarela sobre papel Arches grano grueso  300 grs

Pigmentos: Daniel Smith y Schmincke

Medidas: 40 x 40 cms

Precio: 300 euros







 

martes, 20 de abril de 2021

LA SOMBRA DEL FOTÓGRAFO

Acuarela sobre papel Arches grueso de 300 grs

Pigmentos D. Smith y Schmincke

Medidas: 40 x 30 cms

Precio: 300 euros










 

lunes, 12 de abril de 2021

MINICUENTO FANTÁSTICO


 

El señor que se levanta con los ojos muy abiertos, como cada mañana, ha mirado un retrato de su abuela, y su abuela no estaba en el retrato, se cansó de figurar eternamente como personaje fotográfico. Esta señora no quería ya seguir perteneciendo al pasado, y se fue. Estaba en su derecho -pensó el señor ojiplático-y ahora que dentro del marco solo podía verse la pequeña tramoya decorativa que la rodeaba, tal vez el recuerdo de este familiar tan querido fuese más real para él que la fotografía.



Colaje de Paco Marcos




 

 

lunes, 1 de marzo de 2021

NARCISO NEGRO



Empapado de una fe, de una lluvia, de ceniza,

de soledad, narciso amante, derrochas tus caricias,

bajo la luz apagada de tus manos hay una palma

de gracia repartida por los colores de la basura.

Muchas veces se apodera de ti una falsa tristeza

cuya imagen desborda tibias formas de compasión,

pero sabes que el hambre es capaz de apresar

en distantes soleras la emoción de estar vivo

con más entera disposición a renunciar a todo.

Quédate tranquilo y escucha el rumor detenido

de las fuentes, donde moran las almas gemelas

por la muerte, donde brilla la memoria

con recuerdos tales que imborrables subyugan

las cuerdas afinadas de tu espíritu, narciso negro,

en qué caudal de sombras rescataste 

tus más preciados sueños, para después olvidarlos

frente a unos ojos puros, de candente inocencia.

Nada más te retiene en el jardín nativo, vete,

camina hacia el fondo de tu propio reflejo.

Allí vive el amor, bajo un palio de andrajos,

es hermosa su voz, de suave pobreza acaudalada,

ya no recordarás quién eres, podrás entonces ser

amante de otra flor distinta a ti.








martes, 22 de diciembre de 2020

MECANISMO DE MUELLE ROTO -poeminúsculo


Incluyes
o excluyes,
incluyes porque en tu cabecita linda amas
y excluyes
porque en tu cabecita tonta odias.




EL CORAZÓN EN UN PAÑUELO


He visto:
inauguran una sucursal de la muerte
en un lugar equis perfumado
desinfectado, lágrimas vítreas
que caen por sobre la lisura efectista
de los sólidos paramentos arquitectónicos
van a depositarse en unas cajitas de plástico
sonoras lágrimas de aparejador
almas que han de seguir un punto de fuga
más allá de la palabra descrita
cuyos sueños se guardan bajo la llave
de una mano sin autor.
El universo podría ser horizontal
reposar en un cálido seno
como aquella vez que los cipreses
se inclinaron para saludarnos.
Pero no hagamos de esto un poema en vertical.




DON QUIJOTE EN EL CONGRESO

 

Apareciese usted hoy allí
en este hoy descoyuntado
y acabase con el acabose
que para estos leones de la dialéctica
te bastasen el noble corazón
la espada nuda
mas qué verías
¿odres repletos de satisfacción?
¿mentes confusas tomando partido?
¿encendidas proclamas engañabobos?
Poner las cosas en regla:
te lo dice aquel o aquella
que se creen cargados de cordura
pero este no es el medio adecuado
para deshacer el entuerto
en un país de bizcos.




sábado, 12 de diciembre de 2020

EL ANILLO PA CUANDO, de Al Juarismi


Ahora que ya pueden cenar los allegados, voy a invitar al muchacho subsahariano que vende pañuelos de papel en el semáforo. Quizá dé mejores prestaciones afectivas que...
(no escriba el nombre de ningún familiar en la línea de puntos)
Sobre la objeción que me señaló usted
al comienzo de la pandemia
le voy a proponer un recorte de libertades
aún más ajustado a justicia:
no hacen falta tijeras de modisto
se trata de que los bancos
se metan las hipotecas por el culo
y, con perdón, que usted mismo
se introduzca su concepto infantil
de libertad por el orto.
Este poema tampoco es antipoético,
me remito a una definición de arte
anterior a Santo Tomás, una en la que
el bisonte de Altamira respira lentamente
a la espera de poder sobrevivir un poco más
ante el advenimiento definitivo del hombre blanco.
Y este blanco, no tiene nada que ver con el negro
del principio.



 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...