lunes, 17 de diciembre de 2012

Juego floral (sin jurado y con premio)


                                 Me late en la boca un ramo de besos,
                                 un temblor de pistilos,
                                 un mordisco en tu musgo
                                 mojado, tu cuerpo es un violín
                                 que enerva escalofríos como pájaros.

                                 Detén tus versos
                                 aquí estoy, me dices,
                                 soy de carne y me canso
                                 soy de huesos, me quiebro
                                 con la fe loca de la mariposa,
                                 esa fe sonriente sin dios
                                 que te liba el estambre de la risa.

                                 Detén tus sueños,
                                 dale vuelo a la médula, jardinero,
                                 aspérjame el clavel
                                 que férvida te ofrezco entre mis piernas.

                                 Desnúdate de versos
                                 y déjalos tirados por el suelo.

Dibujo de Isidore Isou, 1925




5 comentarios:

  1. ¡Aspérjame el clavel! Esta me la pillo para fiestas ;-)

    ResponderEliminar
  2. destilas una sutileza, amigo... tú sí: cátedra.
    una maravilla febril, remedio seguro para estos fríos de diciembre.
    salud poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kynicos, todavía tengo el paladar memorioso de tu último poema, de los cielos aprendí: muchas gracias por tu comentario.
      Salud, poeta

      Eliminar
  3. me declaro creyente
    creo en esa mariposa, y en esa fe, y en el luminoso tino de tu inteligencia, poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es recíproco Antero,todo esto, un abrazo, poeta.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...